• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

289 cadáveres han sido ingresados a la morgue

Cada día aumenta el número de deudos en las puertas de la morgue | Foto Alexandra Blanco

Foto Alexandra Blanco

Entre viernes y el sábado a esa dependencia fueron trasladadas 18 víctimas de los sucesos 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Hasta ayer en la mañana 289 cadáveres han sido ingresados a la morgue de Bello Monte en lo que va de mes. Entre viernes y sábado llevaron 18 cuerpos.

El sargento primero de la GNB Adolfo Enrique Gómez, de 22 años de dad, adscrito al Ministerio del Interior y Justicia, fue ultimado para robarle su auto Chery Arauca en el sector Mata de Coco, en Ocumare del Tuy, estado Miranda.

El funcionario se encontraba franco de servicio. Estaba domiciliado en el sector Barrio Blanco, al final de la avenida Lander. Con la muerte de Gómez llega a 129 la cifra de policías y militares asesinados este año en la Gran Caracas.

Luis Enrique Infante, de 19 años de edad, fue muerto a tiros el viernes a las 11:00 pm en la calle Zulia, Los Paraparos de La Vega. Regresaba de su trabajo como técnico en refrigeración. Laboraba con su papá, era deportista y se detuvo en la zona donde había una fiesta en la vía pública. Al sitio llegó un grupo delictivo que le disparó y huyó. Practicaba básquet, levantaba pesas y asistía al gimnasio con su papá Elvis Infante, quien contó que el joven era el mayor de sus cuatro hijos, era cien por ciento sano y no tenía problemas con nadie.

El taxista Ender Villegas, de 37 años, fue hallado muerto a 12 pasos de su auto, en el puente de Turumo, vía Petare-Guarenas, el viernes en la noche. Le robaron el celular. Trabajaba para la línea Brisas del Ávila. Dejo un hijo de 6 años de edad.

Hasta hace un mes Xavier Eduardo Fernández Piña, de 34 años de edad, fue oficial de Polizamora y estuvo en comisión de servicio en el Cicpc de Guarenas, pero renunció porque se iba al estado Táchira. Lo mataron el viernes de varios tiros para robarle un Toyota Yaris, plateado, cuando se encontraba con dos familiares en la zona industrial Guayabal, vía al río Curupao, Guarenas. Allí llegaron hombres armados que dispararon e hirieron a Leonardo Solano Piña, primo de Fernández.