• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

369 cadáveres han sido ingresados a la morgue este mes

4 cadáveres han llegado a la morgue durante las primeras horas del año / Foto Alexandra Blanco

Sede de la morgue de Bello Monte / Foto Archivo - Alexandra Blanco

Entre las víctimas de la violencia se encuentra Delfín Alexander García, que trabajaba como vigilante. Pidió el Viernes Santo libre para descansar, y ese mismo día entraron a su casa a robar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

369 cadáveres han sido ingresados a la morgue este mes. En lo que va de la Semana Santa a esa dependencia han llevado 105 cuerpos.

Entre las víctimas de la violencia está Delfín Alexander García, de 25 años de edad, ultimado de un disparo en la cabeza. Desde la calle un antisocial hizo cuatro o cinco tiros al interior de la vivienda donde García forcejeaba con otro delincuente que entró a robar, a las 10:00 am de ayer, en una vivienda ubicada en el sector El Helicóptero de la vía Mamera El Junquito.

En la residencia se encontraban 10 personas, entre ellas cinco niños de diferentes edades. También estaba el padre de la víctima, de 88 años de edad y la mamá. 

García se percató de la entrada de un extraño a la casa y gritó mientras el joven sometía al hombre, pero en la calle había otro individuo que fue quien disparó cuando vio que García seguía forcejeando con el extraño hasta que cayó muerto de un disparo cerca de la sien.

Uno de los disparos alcanzó al perro cazador de la familia, en el cuello. El animal atacó al sujeto que entró a la casa y lo mordió. La mascota fue llevada al veterinario y se recupera de la lesión, explicó Omar García, hermano de la víctima. Otro integrante de la familia, una prima de García, tuvo una herida rasante de uno de los proyectiles.

A la casa de los García habían entrado a robar varias veces. La última vez fue hace un año pero el cabeza de familia hizo disparos con una escopeta. Una noche antes de que mataran a Delfín en la zona se registró una balacera pero no se sabe que pasó.

Una comisión de la GNB fue a la casa de los García y los funcionarios dijeron que eran tres hombres quienes habían intentado robar. Los uniformados hicieron un operativo en la zona sin resultados.

García era vigilante en una empresa privada, en Chacaíto. Era el menor de 4 hermanos. No trabajó el Viernes Santo para descansar y pagó ese día a un compañero.