• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Que busquen a los verdaderos narcos, no a los hijos del barrio”

Allegados de implicados en tráfico de grandes alijos de droga resuelven con rifas los gastos legales | Foto: Antonio Rodríguez

Allegados de implicados en tráfico de grandes alijos de droga resuelven con rifas los gastos legales | Foto: Antonio Rodríguez

Allegados de implicados en tráfico de grandes alijos de droga resuelven con rifas los gastos legales

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Aunque la Fiscalía avanza en las investigaciones que implican a 28 personas en el caso Air France, los familiares de 13 civiles aseguran que están siendo usados como chivos expiatorios para esconder a los verdaderos dueños del alijo de droga de 1,38 toneladas de cocaína incautado en Francia el 20 de septiembre. Para demostrarlo los parientes se han dado a la tarea de protestar en las instancias jurídicas de Vargas y Caracas para pedir transparencia en las averiguaciones.

Uno de los implicados en el caso según la Fiscalía fue el maletero de correaje del terminal aéreo de Vargas, Grheynerk Alvarado Noda, de 23 años de edad. Su madre, Miralmy Noda, indicó que su función consistía en transportar el equipaje, luego de que cumple el chequeo en rayos X, hacia los contenedores.

Él vive en Catia La Mar. En la casa que heredaron su madre y tíos, viven 13 personas, incluidos su pareja y dos hijos. “El único bien que tiene es una moto y aprovechaba para rebuscarse como mototaxi”, agregó su madre.

Tener una defensa privada es un lujo que la familia Noda no pudo darse.

Aseguran que parte de su preocupación es el poco poder adquisitivo con el que cuentan para visitarlo en Yare III a donde fue trasladado mientras es procesado. “El sufrimiento lo tiene es uno. Que busquen a los verdaderos responsables, a los verdaderos narcos, no a los hijos del barrio, que son los que están cayendo”, dijo.

Estos familiares han protestado frente a los tribunales penales de Vargas, la Asamblea Nacional y en el Ministerio de Interior, Justicia y Paz. Prevén continuar sus manifestaciones en la ONA y en la Fiscalía General de la República.

“Nosotros somos pobres, hemos tenido que vender empanadas y pedir prestado a los amigos”, manifestó Omar Jaimes, padre de Jimmi Jaimes Pernia, 28 años de edad, un empleado de seguridad aeroportuaria que quedó implicado en el caso.

El joven vive con su esposa que está embarazada en el sector Canaima del estado Vargas. De otro matrimonio tiene 2 hijos, de 9 y 13 años de edad, y trataba de mantenerlos con un salario mínimo y el dinero que percibía de trabajos de albañilería y vendiendo ropa.

Un giro de 360°. Familiares de 16 privados de libertad por el caso del avión interceptado con 1,4 toneladas de cocaína en España, proveniente del aeropuerto Arturo Michelena de Valencia el 12 de agosto de 2012, indicaron que las investigaciones no han arrojado prueba alguna que incrimine a los 11 civiles y 5 GNB retenidos en el Internado Judicial de Carabobo, por lo que creen que es injusta su detención.

“Esto nos cambió la vida, fue un giro de 360 grados”, señalaron los parientes, que después de un año peleando juntos para demostrar la inocencia de los acusados, se tratan como si fueran hermanos y acuden juntos a las protestas por el retraso procesal.

La familia de Alexandra Hernández, empleada de Bayan Services y una de las aprehendidas, ha tenido que hacer vendimias y rifas para costear los gastos de la defensa e incluso han realizado pancartas para manifestar en los tribunales.

“Los amigos hicieron una colecta para pagar el abogado que lo defendió en la audiencia preliminar. Pero para el juicio pidió más dinero y no hemos podido conseguirlo, así que por ahora no tiene defensa”, explicó Ana Espinoza, hermana de Juan Espinoza, sargento segundo de la GNB.

Por la detención del sargento segundo Edgardo Salazar, de 22 años de edad, su padre Próspero Salazar tuvo que abandonar el trabajo para dedicarse a los trámites judiciales, mientras que la madre trabaja en una escuela como mantenimiento para conseguir los 1.000 bolívares que necesitan para viajar a Valencia a visitarlo.

Inicialmente fueron señaladas 21 personas por el alijo de drogas que salió de Valencia. 4 se declararon culpables y otro fue sobreseído. Los rangos de los GNB que aún siguen implicados no son de alta jerarquía. Aún se desconoce el nombre de la mafia o el dueño de la cocaína.

En Falcón

El 12 de agosto de 2011, 5 funcionarios de la Policía de Falcón habrían acatado la orden de un superior que les indicaba que fueran a verificar la presencia de un avión en una zona boscosa  del cabo de San Román. Luego de un enfrentamiento con agentes del Cicpc, fueron detenidos por estar implicados en el tráfico de la cocaína que estaba en la aeronave.

“Después de tanto tiempo el problema no es el dinero, sino la humillación que le hacen pasar a nuestros hijos. Les debo explicar que su padre está en una cárcel por una mala decisión de las autoridades y llevarlos a visitarlo les parte el alma”, expresó Anne Sangronis, esposa de José Luis Pimentel, de

29 años de edad, oficial jefe de Polifalcón sentenciado el 4 de octubre a 26 años de cárcel por asociación para delinquir, tráfico de droga, peculado de uso y uso indebido de arma de fuego.

Por este caso fueron detenidos también dos pescadores y un turista, y hasta el momento las autoridades no han determinado a quién pertenecía el alijo de droga. El equipo de defensa está preparando la apelación mientras que los familiares de los ocho detenidos mantienen protestas en las calles de Falcón para repudiar la decisión del tribunal.