• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Caracas es la segunda ciudad más violenta de todo el planeta

Ciudad de Caracas / Francesca Commissari

Ciudad de Caracas / Francesca Commissari

La Embajada de Estados Unidos prohibió a sus empleados estar en las calles de la capital entre las 2:00 am y las 6:00 am

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un informe del Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública, Justicia y Paz de México reveló que 5 de las 50 ciudades más violentas del mundo están en Venezuela.

El reporte indica que en 2013 Caracas subió del tercero al segundo lugar. La tasa de homicidios en la capital para el año pasado solamente fue superada por la de San Pedro Sula, en Honduras.

En la capital venezolana ocurrieron 4.364 homicidios el año pasado, lo que da una proporción de 134,3 casos por cada 100.000 habitantes, 15 más que en 2012.

San Pedro Sula tuvo menos homicidios en términos netos, pero debido a su menor población la tasa se situó en 187,1 casos por cada 100.000 habitantes. Caracas, de hecho, fue en 2013 la ciudad con más número de homicidios del mundo reflejada en la lista.

Esta organización no gubernamental revisa desde 2008 los índices de violencia en las principales urbes del mundo. Para ello toma en cuenta las cifras oficiales de homicidios en aquellas que tengan, por lo menos, 300.000 habitantes.

Además de Caracas aparecen Barquisimeto en el décimo lugar; Ciudad Guayana, en el decimoséptimo; Maracaibo, en el cuadragésimo y Valencia, en la quincuagésima posición. Todas estas ciudades ya fueron mencionadas en el reporte correspondiente al año anterior; por tanto, es posible hacer una comparación. Barquisimeto disminuyó su tasa de homicidios en 5 casos por cada 100.000 personas; Ciudad Guayana, en 1, y Maracaibo mantuvo la misma proporción de homicidios por habitantes. El mayor avance se registró en Valencia, con una disminución de 13 casos por cada 100.000 habitantes con respecto a 2012.

Todo esto ocurrió en el mismo año en el que el ministro de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, mayor general Miguel Rodríguez Torres, anunció una disminución general del delito, a propósito de la aplicación del plan Patria Segura. Brasil fue el país con más cantidad de ciudades mencionadas en la lista de las 50 más violentas, con 16. Hay, además, 9 urbes mexicanas, 6 colombianas, 4 estadounidenses y 3 surafricanas.

Al totalizar las cifras de esta calificación, el informe concluyó en que los países latinoamericanos con más problema de violencia durante el año pasado fueron Honduras, Venezuela, Guatemala, El Salvador, México y Brasil. Los tres primeros países también figuran en la lista de los más violentos del mundo, realizada por la Organización de Naciones Unidas.

Además, 46 de las 50 ciudades con las tasas de homicidios más elevadas están en las Américas. De ellas 41 son latinoamericanas. Para los investigadores, en la subregión la violencia criminal está “muy por encima” de los promedios mundiales.

La organización mexicana elogió el esfuerzo sostenido del Estado colombiano para reducir la violencia. Esto le ha permitido ofrecer indicadores positivos durante 11 años consecutivos. Este sería el resultado del fortalecimiento de las instituciones de aplicación de la ley, y “no como resultado de procesos de negociación con criminales, como es el caso de El Salvador”.

Ocultamiento y propaganda

Los investigadores elogiaron los esfuerzos de transparencia desplegados por gobiernos como los de Honduras y Colombia, al no falsear ni ocultar las cifras sobre homicidios.

El Ejecutivo venezolano, en cambio, dice el informe que ha demostrado que no le interesan la transparencia ni la rendición de cuentas sino el ocultamiento o la propaganda, muchas veces basada en mentiras.

“Esta política del gobierno venezolano de hacer propaganda en lugar de resolver el problema de la violencia confirma el temor de que Venezuela se conduce hacia el abismo”, añade el reporte.

Indica que el gobierno también incurre en la práctica de “falsificar las cifras”, algo parecido a lo que ocurre en ciertos estados mexicanos.