• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Violencia en bares continuará

Inseguridad en centros nocturnos | HENRY DELGADO

En Draft, en el centro comercial San Ignacio, personas resolvieron una disputa a tiros | HENRY DELGADO

Ausencia de vigilancia policial y avaricia de dueños de estos sitios nocturnos facilita la entrada de personas armadas. Señalan que clientela irá a otras "zonas de tolerancia" luego de lo ocurrido en Bello Campo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los hechos de violencia reportados en el bar El Sarao, en el centro comercial Bello Campo, el domingo a las 3:00 am se repetirán en otros locales nocturnos si las instancias de gobierno y los propietarios de estos comercios no adoptan medidas para impedir a todo trance el paso de personas armadas.

A esta conclusión llegaron el director de Paz Activa, Luis Cedeño, y el subcomisario jubilado Francisco Javier Gorriño, cuando fueron consultados sobre la medida de cierre definitivo del local, impuesta ayer por el alcalde de Chacao, Emilio Graterón.

Ambos indicaron que se trata de una medida extrema aunque justa, en este caso, debido a la repetición de hechos violentos tanto en ese local como en las calles circundantes por personas que salían de él. “Debieron tomarse medidas de precaución antes. Ahora, las toman tardías”, dijo Gorriño.

De acuerdo con fuentes policiales, en el tiroteo, tanto el agresor como la víctima estaban armados. El enfrentamiento puso en evidencia que el local incumplía con la Ley para el Control de Armas, Municiones y Desarme, así como con las resoluciones del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, que obligan a los dueños de los locales nocturnos a utilizar detectores de metales e impedir el paso de personas armadas.

El ex funcionario policial considera que los dueños de los locales nocturnos no pueden hacer excepciones sobre el cumplimiento de la norma, independientemente de que pierdan clientes por aplicarla.


Costo transferido. Cedeño advirtió que la implantación de las normas para prevenir el paso de personas armadas en los comercios implica una transferencia de costos a los empresarios privados: “Se trasladan estos costos que deben ser asumidos por el Estado como garante de la seguridad ciudadana. En teoría, el Estado debe garantizar que las armas de fuego no sean un peligro para la gente”.

Cedeño dijo que en Bello Campo se ha generado una “zona de tolerancia”, en la que actividades como el tráfico de drogas y la prostitución han traído a delincuentes violentos.

Reconoció que en El Sarao y en otros locales del mismo centro comercial han ocurrido hechos lamentables, que explican la medida de cierre. Sin embargo, señaló que esta decisión no disminuirá la violencia, y que por el contrario la desplazará a locales parecidos en zonas como Chacaíto y El Rosal: “Como la actividad nocturna es cada vez más limitada, las opciones disminuyen. Entonces están concentrando el riesgo. Al cerrar este local se trasladará el problema a los que quedan abiertos”.

Indicó que los empresarios pequeños no pueden asumir el costo que implica alquilar o comprar un detector de metal tipo arco, y que por esta razón han optado por utilizar los detectores en modalidad de paleta. Sin embargo, esta tecnología puede dar lecturas equivocadas si no es utilizada correctamente.


Decreto firmado

Luego del homicidio de Rafael Alberto Hernández Hernández, de 32 años de edad,

el viernes en la discoteca El Sarao, el alcalde de Chacao, Emilio Graterón, firmó ayer un decreto para el cierre definitivo del establecimiento nocturno, donde este año han ocurrido dos asesinatos.

Dijo que los encargados del local, en el centro comercial Bello Campo, no tomaron medidas de seguridad pertinentes para un establecimiento de ese tipo. Aseguró que además de los cuatro detenidos por ser sospechosos del crimen, también fueron aprehendidos los encargados de seguridad del local por la inobservancia en las normas, sobre todo el porte ilícito de armas de fuego.

El alcalde señaló que la presencia de funcionarios de Polichacao en las inmediaciones de El Sarao facilitó las labores de Polimiranda y la GN para capturar rápidamente a los presuntos homicidas, que no pudieron abandonar el local. Criticó al Gobierno por no restringir el tránsito de armas ilegales. 


Ocho casos

1° de enero de 2012. Luis Motta Vargas, hijo del ex comandante de la Guardia Nacional Luis Motta Domínguez, le disparó en el abdomen a Luis Eduardo Martínez en el bar restaurante Barriot, en la avenida principal de Las Mercedes, Baruta.

4 de octubre de 2012. Dos personas fueron asesinadas y ocho resultaron heridas luego de que un grupo de hombres provenientes de una marcha oficialista llegaron al local en la calle Monte Rey con París de Las Mercedes, Baruta.

29 diciembre 2012. Dos personas murieron y cuatro resultaron heridas cuando dos hombres llegaron a Barrabar, en el centro comercial Mata de Coco, en Chacao. Hirieron al portero, dispararon a las víctimas y huyeron.

2 de mayo 2013. A las 5:15 am murió una persona y tres resultaron heridas cuando salían de El Sarao en Chacao en un intercambio de disparos.

2 de mayo de 2013. A las 6:00 am fueron ultimadas dos personas que habían pasado la noche en El Mesón Mediterráneo del Centro Urapal, en la avenida Urdaneta, municipio Libertador.

21 mayo 2013. En Draft, en el centro comercial San Ignacio de Chacao, una persona murió y ocho fueron heridos luego de una discusión. Testigos del hecho señalaron que las víctimas fueron retiradas del lugar y luego fueron sorprendidas por el agresor en la avenida Chaguaramos.

28 de mayo 2013. Dos agregados militares de la Embajada de Estados Unidos recibieron varios disparos a las 4:45 am después de una disputa en el local Antonella 2012, en el centro comercial Bello Campo, en Chacao.