• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

5 bandas se adueñan de la troncal 9 desde las 6:00 pm

Luego de las 6:00 pm difícilmente se encuentra un transportista que recorra la troncal 9 | Foto Archivo El Nacional

Luego de las 6:00 pm difícilmente se encuentra un transportista que recorra la troncal 9 | Foto Archivo El Nacional

Empresarios y diplomáticos acreditados en el país tienen prohibido usar la carretera durante las noches. El trayecto está dominado por las "zonas de paz"

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Jueves a las 2:00 pm. Para muchos comienza la segunda parte de la jornada. Para Graciano (identidad cambiada), socio de la línea Encarnación que presta servicio de transporte público en Barlovento, ya finaliza el día de trabajo. Cualquier viaje por las carreteras de oriente después de esa hora sería demasiado riesgoso.

El hombre participó en el paro de tres días consecutivos para llamar la atención de todas las instancias de gobierno, relacionado con la creciente inseguridad en la zona. Las protestas siguen. El viernes volvió a estar cerrada la vía de Caucagua con el mismo reclamo. El transportista explicó que a los asaltos y muertes de los conductores que circulan por los municipios que están entre Acevedo y Pedro Gual ahora se añade la extorsión.

Los choferes —según su relato—, así como comerciantes de Tacarigua comenzaron a ser víctimas de “boleteo”, o cobro de vacuna, como si se tratase del área fronteriza con Colombia. En su caso, la exigencia fue de 10.000 bolívares mensuales para permitir la operación de los dos vehículos que posee para transporte público.

“Nos asesoramos con algunos policías y nos advirtieron que si pagábamos nos convertiríamos en la caja de ahorros de las bandas. Algunos lo hicieron. Yo decidí que no”, recordó.

A quienes no pagaran le ocurriría lo mismo que a un socio de su línea, cuya buseta fue secuestrada a comienzos de mayo. La encontraron hecha añicos en la “zona de paz” de El Delirio.

Una de las consecuencias de esta situación es que luego de las 6:00 pm difícilmente se encuentra un transportista dispuesto a recorrer la troncal 9 y sus alrededores. Por otra parte, la flota que recorre la zona se ha reducido a un tercio de lo que era en 2013.

Mejor por aire. La peligrosidad de la troncal 9 no solamente es sufrida por los transportistas de pasajeros o de carga. Miembros del cuerpo diplomático acreditados en el país y representantes de transnacionales petroleras reconocieron que existe una prohibición expresa de recorrer esa vía luego de las 6:00 de la tarde.

Las petroleras, por ejemplo, deben usar vuelos privados para facilitar la comunicación entre los ejecutivos y directores de línea que están en oriente y las oficinas centrales, ubicadas en Caracas. Estos vuelos ya existían con anterioridad. La diferencia es que ahora el uso de la carretera es solamente para casos extremos.

“Circulamos por la carretera solo si se presentan dos condiciones: que el viaje sea estrictamente esencial para el negocio y que no haya disponibilidad de medios aéreos. Cuando el viaje no es esencial, lo posponemos”, explicó el oficial de Seguridad de una transnacional europea.

Si hay que ir por la troncal el trayecto se hace solamente en horas diurnas, con dos vehículos blindados y monitoreo permanente: por satélite y teléfono.

Joan Díaz, director de la Casa del Pueblo de El Guapo, indicó que debido a la reconstrucción del puente El Samán, en El Clavo, los usuarios de la vía a oriente deben llegar hasta Río Chico y tomar una carretera que los lleva hasta la encrucijada de El Guapo.

Este atajo tiene curvas muy cerradas a las que deliberadamente les han quitado las advertencias de peligro. En dos semanas consecutivas, indicó, dos camiones han volcado allí, y luego han sido saqueados. Uno llevaba fresas de la Colonia Tovar, y el otro, jugos.

Protección Civil ha contado 50 accidentes en la troncal 9 durante los primeros 5 meses de este año. Víctor Lira, director de ese organismo, afirmó que los tramos más peligrosos son los que pasan por las adyacencias de las llamadas “zonas de paz”, territorios a los que las policías solamente entran si poseen una orden judicial. Este programa fue iniciado en septiembre de 2013 por el Viceministerio de Política Interior del Ministerio de Relaciones Interiores, a cargo de José Vicente Rangel Ávalos, recientemente removido, aunque la semana pasada se le nombró como viceministro de Asuntos para la Paz, una instancia adscrita al Despacho de la Presidencia.

En los primeros 5 meses de 2013, cuando las “zonas de paz” no existían, el número de accidentes en la vía fue 34. Lira no descarta que el incremento de 32% sea, en parte, por casos en los que el siniestro es provocado por la acción de criminales.

Este fue el caso del primer teniente del Ejército César Mendoza y de su hermano Herodes, que circulaban cerca de El Guapo el domingo 3 de mayo a las 3:00 am, cuando uno de los cauchos sufrió un desperfecto presumiblemente ocasionado por la colocación de un objeto en la vía. De inmediato llegaron varios delincuentes que los sometieron con la intención de robarles todas sus pertenencias. Al darse cuenta de que una de las víctimas era un militar activo, les dispararon y dejaron los cadáveres en la maleza.


Reinado criminal. Fuentes de la policía judicial indicaron que en la zona de Barlovento operan cinco grandes bandas. Estas serían las que han sacado mayor provecho con la instauración de las “zonas de paz”.

La más activa es conocida como Los Capracio, pues su núcleo está integrado por los miembros de una misma familia que bajo su mando han incorporado a otras bandas y operan desde Caucagua hasta más allá de Boca de Uchire.

Felipe Capracio, líder de la organización, fue acusado en 2009 por su supuesta vinculación con Rafael Oropeza y Virgilio Rivas, dos empleados de la Alcaldía de Acevedo. También le imputaban legitimación de capitales y asociación para delinquir. En enero de 2012 Juan Isidro Capracio se fugó del internado de Los Teques, junto con su hermano y lugarteniente en la banda. Actualmente se le vincula con la extorsión a través de los sindicatos que participan en obras públicas y privadas en Barlovento. Se ha logrado identificar a otros 12 integrantes del grupo, entre ellos, 2 mujeres.

Otra banda en la que participan, por lo menos, 13 delincuentes opera desde Aragüita. En 2013 fueron emitidas 5 órdenes de captura contra su líder, Wilfredo Hernández Ruiz, por homicidios reportados en ese sector.

Sus integrantes utilizan pistolas con cacerinas alargadas, escopetas y granadas. Los cuerpos de seguridad conocen los lugares donde se reúnen, tanto para planificar sus asaltos como para divertirse. Aún así no pueden actuar, debido a que todo esto ocurre en los confines de las “zonas de paz”.

Otro grupo radicado en El Peñón de Aragüita tiene 9 integrantes parcialmente identificados. A su líder lo apodan El Morao. Anteriormente operaban en San Agustín del Sur, pero encontraron mejor territorio en el municipio Acevedo. Desde allí asaltan y secuestran a las personas que circulan por la autopista desde Guarenas hasta Higuerote y Río Chico.

Otra banda tenía su base en Aramina. Sus dos líderes, Nelson Antonio Pereira y Roberto Antonio Ortuño, fueron ultimados en 2014 en distintos enfrentamientos con policías. No obstante, el grupo se recompuso y ahora es comandado por un individuo apodado Cabeza de Motor, junto con dos hermanos de apellidos Sojo Añaguren.

El último de los grupos es conocido como La Peica; su anterior líder, Jhonny Nieve Rebolledo, fue ultimado en un enfrentamiento con el Cicpc en Merecure en agosto de 2014. Tenía un arma robada a un oficial de ese cuerpo en Caracas. Actualmente la organización tiene 15 miembros liderados por alias Chopo.

Las Cifras
14 secuestros han sido reportados este año a la policía judicial en los municipios de Barlovento. Dos de ellos en la población de Cumbo e igual número en Mamporal

73 homicidios fueron reportados al Eje Barlovento de la policía judicial, durante los meses de marzo y abril