• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

La atención médica en el Parque del Este es una utopía

El parque Generalísimo Francisco de Miranda tiene desde esta semana una excepción que se ubica en los patios ornamentales, espacios recientemente recuperados que contrastan con el resto del área a su alrededor | Henry Delgado

El parque Generalísimo Francisco de Miranda | Henry Delgado

Carlos González, de 57 años de edad, murió hoy luego de sufrir un paro cardiorrespiratorio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La velocidad y el recorrido pautado en el Parque del Este no fue la prioridad de los corredores hoy. Quienes se encontraban en el cafetín Sur a las 6:20 am se las ingeniaron para atender a Carlos González, de 57 años de edad, quien tras sufrir un paro cardiorrespiratorio cayó al suelo.

Un señor corrió hasta su vehículo a buscar un maletín de primeros auxilios pues no había paramédicos para atender a González, mientras que otras personas acudieron a la entrada del parque para pedirle a los vigilantes que llamaran a una ambulancia.

25 minutos después, mientras algunos deportistas hacían maniobras para revivirlo, llegó una unidad de primeros auxilios de bomberos forestales que estaba en el Campamento Pajarito, ubicado en El Ávila. Dos funcionarios, que venían de  intentaron revivir al señor, pero sin los equipos que requerían.

Un bombero, que declaró extraoficialmente, dijo que no cuentan con los equipos necesarios para atender una fractura, picada o como por ejemplo, el caso de González.

“En el parque solo hay una ambulancia con dos bomberos. Somos pocos para toda la población. La unidad no estaba en el lugar porque tenía una falla mecánica. El señor ingresó sin signos vitales al hospital Pérez de León. Lamentablemente no pudimos hacerle la reanimación cardiopulmonar porque no contamos con un desfribilador externo automático. Tampoco teníamos guantes para agarrarlo, pues estaba sangrado”, explicó.

No es la primera vez que se registra una situación similar en el parque del Este. El 18 de diciembre de 2012 Héctor Flores murió de un infarto mientras caminaba y en enero de 2013 otras dos personas fallecieron. A raíz de esos hechos el personal de Inparques anunció que iban a garantizar la atención médica de los usuarios, pero las personas que frecuentan el parque consideran que es deficiente.

Sin respuesta oficial. El Nacional fue a la sede de Inparques, ubicada frente al Parque del Este, a buscar información oficial y fue remitido a la coordinación del espacio público ubicado en el área de biblioteca. Allí se preguntó por la coordinadora Josemit Paredes, quien no se encontraba en la oficina.

Posteriormente se llamó varias veces a la oficina a través del teléfono 2732870. Pero nunca se pudo establecer comunicación con ella, pese a que se le dejaron mensajes con el teléfono de la redacción del diario.