• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“En los años 60 asesinaban policías por política; ahora es matar por matar”

Alexis Antonio Ortiz, criminólogo | Foto Daniela Borges

Alexis Antonio Ortiz, criminólogo | Foto Daniela Borges

En el año 2015 murieron 127 funcionarios a manos del hampa y en el mes de enero de este año van 14 asesinados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El abogado y criminólogo, Alexis Antonio Ortiz Rodríguez, aseguró durante una entrevista exclusiva para El Nacional Web, que cada día se incrementa una cólera impulsiva que estimula el sentimiento de odio y agresión por parte de los delincuentes en el país hacia los entes policiales. En el mes de enero de este año ya van 14 funcionarios asesinados.

Su consigna es “tú me matas, yo te mato”.  Afirmó que hace meses atrás se publicó que el hampa tenía un catalogo de precios por asesinar a comisarios, inspectores, policías entre otros cargos.

A su juicio, esto se debe al resentimiento existente entre la fuerza pública y el hampa, sobre todo por los recientes operativos de la OLP (Operación de Liberación y Protección del Pueblo) se ha tomado estas acciones como venganza: “El hecho de que una persona trabaje para una institución policial, lo hace un enemigo para ellos”.

Se refirió a Edwin Griman Hernández, conocido en 1994 como el “mata policías”,  para ejemplificar la manera en la que piensan los criminales al momento de maniobrar: “Usted es gobierno y yo soy hampa. A la hora de que se presente un problema aquí, yo voy a dispararle, porque usted es gobierno”.

Consecuencias

Entre la población se ha evidenciado la desconfianza en los organismos policiales. Es normal conseguir en la opinión pública la frase popular: “Yo le temo mas a un policía que a un malandro”.

“Una de las principales causas de atentar contra los funcionarios policiales es para obtener armas de fuego. ¿Cómo se explica esto, mientras se ha presenciado que en los centros de reclusión hay armas de carácter militar?”, expresó Ortiz Rodríguez.

El experto manifestó  que el hampa se ha ido fortaleciendo y a su vez los funcionarios tienen temor de proceder porque la justicia no los está tomando en cuenta desde el punto de vista penal: “La situación es grave porque el funcionario judicial ha perdido el respeto y ha perdido autoridad esto está trayendo como consecuencia una epidemia de modelaje de conducta”.

Para Alexis Ortiz hay dos tipos de policía por vocación y “bocación”, de vocación es el que nace, y el de bocación es el que “come pinta” y lo que busca es una credencial y armamento para delinquir. “Muchos muchachos quieren ingresar al Cuerpo de Investigación Científicas, Penales y Criminalísticas porque tienen el deseo de investigar científicamente el delito”, indicó.

Desde el año 2010 han muerto alrededor de 800 policías

A los oficiales policiales se les debe ofrecer una formación recta y, a criterio de Ortiz, se están formando “policías light”,  sin tomar en cuenta el factor de riesgo. “Los muchachos salen graduados y no tienen la experiencia para ser policía. En estos tiempos se debe trabajar con inteligencia y contrainteligencia, meditando como piensa el delincuente”, puntualizó el experto.

“Aquí en Venezuela se han dado casos en los que han matado cinco funcionarios diarios. En los años 60 se mataban policías por razones políticas, ahorita es matar por matar”, agregó Ortiz Rodríguez.

El criminólogo indicó que se está violando el artículo 55 de la Constitución Nacional de la República Bolivariana de Venezuela el cual establece: “Toda persona tiene derecho a la protección por parte del Estado a través de los órganos de seguridad ciudadana regulados por ley, frente a situaciones que constituyan amenazas, vulnerabilidad o riesgo para la integridad física de las personas, sus propiedades, el disfrute de sus derechos y el cumplimiento de sus deberes”.

 “Es una obligación del Estado porque quien les paga a los funcionarios policiales es el ciudadano. ¿Pero bajo un estado de impunidad que se puede hacer?. Entonces, se presentan los actuales toques de queda que vemos cada día, los venezolanos a las 8:00 de la noche ya están en sus casas”, puntualizó.

¿Existe un proceso de clasificación y agrupación al ingresar al penal?

Cuando un delincuente llega a la cárcel por haber matado a un funcionario policial, ingresa “coronado”,  y al mismo tiempo adquiere un trato preferencial. “Estamos viendo que los internos mandan desde el interior hacia afuera de la cárcel”, detalló.

Y  cuando salen, lo hacen fortalecidos, debido a que sucede lo que se llama “cifras negras de la criminalidad”, que es el número de homicidios que suceden adentro de la prisión por ajustes, robos y asesinatos. “Es decir, entra una persona por un delito, pasa por una jerarquía y necesariamente a veces tiene que matar. Quizás entró por un delito menor y salió con 8 homicidios. A eso se debe el índice de violencia que vemos en estos momentos”, reveló.

En el año 2015 murieron 127 funcionarios a manos del hampa y en el mes de enero de este año van 14 asesinados. “Hay dos principios que no se pueden perder: la libertad y la vida. Yo puedo perder la libertad porque puedo recuperarla luego, pero nunca se podrá recuperar la vida”, finalizó Ortiz.