• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Desde hace dos años espera justicia por muerte de un hijo

"No me cansaré de luchar para que este caso se resuelva y se haga justicia. Cada 15 días voy a la Fiscalía. Nadie me ha ayudado" | Foto: Jorge Santos Jr.

"No me cansaré de luchar para que este caso se resuelva y se haga justicia. Cada 15 días voy a la Fiscalía. Nadie me ha ayudado" | Foto: Jorge Santos Jr.

La pesquisa está paralizada porque el Cicpc no ha enviado a la Fiscalía la prueba balística ni otras actuaciones

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos años tiene José Parada tratando de que se haga justicia en la muerte del segundo de sus tres hijos. Hasta ahora ni siquiera ha logrado que desde la sede de la policía científica envíen a la Fiscalía 81º del Ministerio Público los resultados de la prueba balística practicada a las armas de fuego de los policías presuntamente implicados en el caso y las actuaciones complementarias relacionadas con el expediente MP-221462-2014.

Todo comenzó el 14 de mayo de 2014 cuando Jesús Gregorio Parada Tovar no fue a dormir a su casa, desapareció y su familia comenzó a buscarlo visitando organismos policiales y hospitales. Estuvieron en todas las dependencias del Cicpc de Caracas.

En esa angustia por encontrarlo llegaron a la morgue de Bello Monte en tres oportunidades y allí le negaron al padre de Parada Tovar que el cadáver estuviese en ese lugar.

Como la incertidumbre crecía a medida que pasaban los días, José Parada fue al edificio de los tribunales y deambuló por los pasillos preguntando si había algún detenido con el nombre de su hijo. Sin embargo, sintió un dolor profundo cuando alguien le dijo que fuese al Tribunal 21º de Control porque la jefe de ese despacho había presenciado el reconocimiento post mortem del cadáver de un joven.

En ese juzgado emitieron una orden para que retirara el cuerpo en la morgue. Eso solo era el principio del drama que le ha correspondido vivir en estos dos años.

Jesús Gregorio Parada Tovar era mototaxista de una línea que está en Chacaíto. También laboraba con su papá que es carpintero. Y por eso decidió hacer lo imposible para que se aclare su muerte y paguen quienes lo mataron, pues su hijo no tenía registros policiales, según consta en un oficio emitido por la Coordinación de Antecedentes Penales a solicitud del fiscal 81º Tony Rodríguez.

Muerto a mano de policias. Los implicados en la muerte del mototaxista serían dos funcionarios de la subdelegación del Cicpc de Chacao, quienes lo mataron de cuatro tiros, según la autopsia. De acuerdo con la versión de los policías, Parada Tovar se les habría enfrentado en la calle San Gabriel de la Alta Florida, frente a las residencias El Pinar.

En un recorrido que hizo su padre por esa zona nadie dijo que hubiese oído disparos esa noche. En el sitio no había rastros de sangre ni hallaron conchas de proyectiles. El mototaxista fue llevado al Hospital Vargas, adonde fue ingresado muerto.

Cuando a Parada le entregaron el cadáver de su hijo solo le dieron su cédula de identidad. No aparecieron una cadena de oro que le regaló el papá, zapatos, ropa y demás pertenencias.

Otro detalle que destaca en la investigación es que los autores de la muerte de Parada Tovar le pusieron una pistola en la mano derecha, luego de que murió para hacer ver que se había enfrentado con la autoridad. La prueba de ATD que le practicaron determinó que hizo siete disparos, pero eso quedó desvirtuado en la averiguación porque la víctima era zurdo.

Hasta ahora José Parada no sabe quién fue la persona que le hizo el reconocimiento post mortem a su hijo, a quien supuestamente iban a robar.

La Fiscalía 81º logró que el 16 de julio de 2015 el cadáver del joven fuese exhumado porque había que aclarar algunas dudas. En la experticia participaron el Ministerio Público y la juez 20º de Control de Caracas. No permitieron la presencia del Cicpc.

José Parada indicó que en esa experticia se determinó que su hijo fue ultimado arrodillado y con las manos en alto. "No me cansaré de luchar para que este caso se resuelva y se haga justicia. Cada 15 días voy a la Fiscalía. A mí nadie me ha ayudado", expresó.

Desde el inicio de la pesquisa la Fiscalía 81º ha solicitado en reiteradas oportunidades al Cicpc que remita el expediente y hasta ahora ese organismo ha hecho caso omiso. La última comunicación fue el 22 de enero de 2015.

Ante esa situación el 16 de marzo pasado Parada fue al Ministerio Público y entregó una comunicación dirigida a la fiscal Luisa Ortega Díaz. En la Dirección de Derechos Fundamentales lo atendieron y prometieron ayudarlo, pero hasta ahora no ha visto nada que le haga tener la esperanza de que se hará justicia. La averiguación está paralizada después de dos años del suceso.