• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

En Zulia matan a 4 personas y roban 10 vehículos a diario

Los planes de seguridad y la realidad económica han dispersado la criminalidad hacia las zonas periféricas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

INSEGURIDAD El contrabando está regulando el delito violento

En el estado Zulia los planes de seguridad puestos en marcha por el gobierno central y el ejecutivo regional han desplazado la actividad delictiva desde Maracaibo hacia los municipios periféricos. Pero las cifras generales de criminalidad no han disminuido.

Estadísticas conocidas extraoficialmente indican que en 2013 fueron reportados 1.336 homicidios. En 2014 hubo 1.329 víctimas, lo que representa una baja de apenas 0,5%.

En términos absolutos, Maracaibo sigue siendo el lugar donde ocurren más homicidios. Pero las mayores alzas de 2014 correspondieron a localidades como Rosario de Perijá (200%), Almirante Padilla (100%) y la Cañada de Urdaneta (89%), lo que ha llevado a este municipio a tener la tasa de crímenes más alta de toda la región (98,2 por cada 100.000 habitantes). Todas esas localidades están en la costa occidental del lago de Maracaibo.

En 2015 se ha mantenido el promedio diario de 4 homicidios en la región, indican fuentes policiales. Las muertes por “resistencia a la autoridad” han incrementado. En enero fueron reportadas 7 y en mayo 26.

La criminóloga y ex gobernadora del estado Lolita Aniyar afirmó que en la actualidad las actividades de contrabando hacia Colombia están incidiendo sobre el delito violento: “El contrabando de extracción paga más que la cocaína. Muchas figuras delictivas como la extorsión y el secuestro aparentemente han disminuido porque los grupos se están dedicando a llevar mercancías y combustible a Colombia”.

La ex directora de Seguridad de la región, comisaria Odalys Caldera, explicó que los contrabandistas terminan involucrados en hechos violentos debido a las disputas por el control de las rutas y también por el robo de las mercancías.

“El bachaqueo ha proliferado en toda la región, y eso tiene una consecuencia sobre el delito violento”, afirmó.

 

Vehículos a Colombia. Una actividad que no ha disminuido en Zulia es el robo y el hurto de vehículos.

Según el Cicpc, en 2014 el hampa se apoderó de 3.777 automóviles, motos y camiones. La mayoría de los delitos fueron reportados en Maracaibo. Pero los incrementos más importantes ocurrieron en San Francisco, Cabimas y Machiques de Perijá.

Parte de las unidades robadas o hurtadas van a suplir al mercado negro de partes. Pero otros vehículos son llevados a Colombia, donde según Aniyar continúan siendo utilizados.

En mayo el Ministerio de Relaciones Interiores inició las reuniones para elaborar un proyecto de acuerdo con Colombia sobre la devolución de los vehículos robados.

 

Repunte del crimen organizado. “Carne Molida”, el “Diover”, “John Wade” son algunos de los nombres por los que son conocidos miembros de algunas de las bandas delictivas en Zulia. Ninguno es delincuente común; pues gozan de poder porque son líderes de grupos organizados capaces de dar una respuesta armada a los cuerpos de seguridad, tal como ocurrió con la sede del Eje de Banda de la policía científica, ubicada en el municipio La Cañada Urdaneta, el 24 de mayo pasado.

Dos de esos hombres están presos en el Centro de Arrestos Preventivos El Marite, donde también lideran áreas específicas del recinto. Incluso, existe información de inteligencia policial que señala que ellos manejan el negocio de “rescate” de vehículos que salen del retén o que se encuentran en las inmediaciones con lo cual obtienen recursos para financiar sus actividades. Odalys Caldera, ex jefa de Seguridad regional, afirma que El Marite se ha convertido en centro de extorsión.

José Luis Alcalá Rhode, abogado penalista, dijo que el aumento del delito en la región muestra un énfasis en robo y hurto de vehículos, el cual registra un alza de 34% en lo que va de año. Indicó que tras el cierre de la Cárcel Nacional de Maracaibo, ubicada en Sabaneta, delincuentes fueron trasladados el retén donde se hicieron del poder que dejaron los anteriores pranes del penal regional.

 

Tercerización del crimen. El estado Zulia el secuestro exprés, la extorsión, los homicidios y el robo y hurto han desplazado los secuestros convencionales. Leonardo Fernández, concejal y presidente de la Comisión de Seguridad del Concejo Municipal de Maracaibo, eso tiene una explicación: “Para las bandas organizadas es más negocio cometer crímenes por la vía rápida que arriesgarse se aprehendidos por cautiverios prolongados”.

El edil aseguró que los cuerpos policiales han perdido presencia en sectores donde se concentran las grandes bandas que operan en la región.

Otro delito con gran presencia en Zulia es el sicariato, pero con una modalidad: la de la tercerización. El cliente interesado en mandar a “eliminar” a alguien contacta a miembros de grandes bandas que a su vez subcontratan a pequeños grupos criminales para que sean ellos quienes cometan el crimen. 

Alcalá Rhode, que tiene experiencia en dirección policial, asegura que la mejor forma de hacer frente a esos delitos con eso es volver a las directrices aplicadas durante la gestión de Miguel Rodríguez Torres como ministro del Interior y Justicia, de articular las diferentes instancias de gobierno –sin importar si son de oposición u oficialismo–. “Todo ese esfuerzo se vino al piso. Es necesario una revisión del Plan de Patrullaje Inteligente porque la falta de presencia de policías más la impunidad es lo que ha desatado el incremento de bandas delictivas”.

Bandas con oficinas

 

El delito organizado en Zulia ha sido analizado en forma independiente por la GNB y el Cicpc. Ambos organismos coinciden en señalar al grupo de Los Meleán como el más activo en la región. La organización liderada por Bernardino y Tirso Meleán Frontado tiene un núcleo de nueve personas plenamente identificadas, y otras 20 que operan en torno a ellas en Maracaibo, Santa Rita, San Francisco, La Cañada y Urdaneta. Son señalados por robos de vehículos, extorsión y sicariatos. Los Meleán son responsabilizados por el atentado contra un grupo de agentes del Cicpc en la carretera Lara-Zulia en julio de 2014. Por ese caso fueron detenidas dos personas, una de ellas detective de la institución.

Según la GNB, tanto los Meleán como otras dos organizaciones conocidas como Leal Rangel y John Wade se caracterizan por mantener relaciones con grupos independientes de sicarios, algo similar a lo que ocurre con organizaciones de traficantes de drogas en Colombia.

La banda Leal Rangel, liderada por José Luis Leal, tiene 40 elementos (11 plenamente identificados) que operan en Santa Rita, La Cañada y los puertos de Altagracia. Aumentó su fuerza gracias a la fusión con el grupo encabezado por Wilmer Antonio Matos.

Están vinculados a cuatro homicidios, en Maracaibo y Cabimas. Según la GNB en los Puertos de Altagracia trabajan con el llamado Cartel de Frederick, para llevar drogas al Caribe. El grupo de John Wade se señalado por el ataque con granadas a la sede del Eje de Investigación de Homicidios de la policía judicial en La Cañada de Urdaneta, el 24 de mayo. Supuestamente fue una retaliación por la matanza de 5 miembros de la banda en un supuesto enfrentamiento con agentes de ese cuerpo, dos días antes. Otras organizaciones se denominan Los Wayúu, Los Capino, Richita, Chicho Matica, Lolo, Baba, Caín, John Campillo, Gordo Benito y Sanjuaneros. En esta última se han identificado a un miembro que es soldado activo del Ejército. La percepción tanto en la GNB como en Cicpc es que estos grupos han extendido sus dominios desde los centros urbanos hacia las zonas fronterizas y costeras.