• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Violencia en Caracas causó dos doble homicidios

En la Cota Mil un deportista halló el cadáver de un hombre ayer a las 7:00 am | Foto Antonio Rodríguez

En la Cota Mil un deportista halló el cadáver de un hombre ayer a las 7:00 am | Foto Antonio Rodríguez

En la Cota 905 dos jóvenes murieron y por lo menos otras tres personas fueron heridas al quedar atrapadas en tiroteo entre bandas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos hombres murieron y por lo menos otras tres personas resultaron heridas al quedar atrapadas en la trayectoria de los disparos hechos por dos bandas que se disputan el control del sector La Chivera en la Cota 905, el sábado a las 5 30 pm.

Las víctimas fatales fueron identificadas como Letvel Orlando Novoa García, de 19 años de edad, y Yonaiker José González, de 17 años. El primero recibió un tiro en el abdomen y González otro en el costado derecho. Entre los lesionados hay una niña de 5 años, se supo extraoficialmente. Todos fueron atendidos en el Hospital Miguel Pérez Carreño.

Gisela García, tía de Letvel Novoa, explicó que los jóvenes pasaron el sábado en el litoral central. Fueron en motos e incluso alquilaron un jeep para los que no disponían de vehículo.

El tiroteo empezó cuando las víctimas se bajaban del rústico y estacionaban las motocicletas. Novoa fue llevado al Centro de Diagnóstico Integral de El Paraíso, pero no lo atendieron y fue necesario referirlo al Pérez Carreño en un auto particular. Allí falleció el domingo a la 1:00 am. Testigos indicaron que en la disputa participaron cuatro hombres que llegaron en dos motocicletas de manera simultánea con las personas que habían viajado a la playa.

Otro doble homicidio ocurrió el sábado a las 9 30 pm en la esquina de Puerto Escondido, parroquia San Juan. Las víctimas fueron Clarisa Avendaño de Valera, de 49 años de edad, y un indigente indocumentado.

Yadmira Valera informó que su cuñada Clarisa Avendaño era vendedora a domicilio de cosméticos. El sábado en la noche regresaba a su casa luego de cobrar algunas deudas. Al parecer, la mujer fue herida mortalmente por los disparos que le hicieron al indigente. Ambos cadáveres quedaron a escasa distancia.

A la morgue de Bello Monte también fue trasladado el cuerpo de Xavier Zerpa Bolívar, de 20 años, un alistado del Ejército que falleció en el Hospital Clínico de la Ciudad Universitaria luego de ser herido en la calle principal de Lomas del Habanero, Santa Teresa del Tuy, el viernes a las 10:00 pm.

Jesús Zerpa explicó que su hermano iba de parrillero en una moto cuando sujetos desconocidos le dispararon a él y al conductor con la intención de apoderarse del vehículo. En el Centro de Diagnóstico Integral de la localidad lo atendieron y luego lo enviaron a Caracas. El conductor de la moto también recibió un disparo en un glúteo, pero huyó del lugar por sus propios medios. Los delincuentes se apropiaron de la moto.

Hombre maniatado. El domingo a las 7:00 am guardias del pueblo fueron notificados por un corredor sobre el hallazgo de un cadáver en la maleza adyacente a la pista sur de la avenida Boyacá, a la altura de la urbanización San Bernardino.

Se trataba de un hombre mestizo indocumentado de aproximadamente 60 años de edad. Vestía pantalón corto de tela sintética azul y una franela amarilla. Estaba descalzo. Le dispararon por lo menos cinco veces luego de colocarle un pasamontañas en la cabeza y amarrarle las manos por la espalda con cinta adhesiva transparente. Para el momento en que fue levantado por los funcionarios de la División contra Homicidios de Cicpc, tenía una data de muerte de alrededor de ocho horas.

Fuentes policiales indicaron que investigarán si la víctima pudo ser secuestrada o si figuraba en las denuncias de personas desaparecidas. Los homicidas le dispararon desde el pavimento, a dos metros de distancia.

Represados

Entre el viernes en la tarde y el domingo en la madrugada fueron ingresados a la morgue de Bello Monte 19 cadáveres. Durante el fin de semana se escucharon numerosas quejas por la lentitud con la que eran llevados a esa instalación los cuerpos de las víctimas de la violencia caraqueña. Funcionarios de la medicatura informaron a los deudos que debido a lo reducido del personal de guardia era necesario retardar los traslados desde los hospitales, en especial desde el Clínico de la UCV, el Pérez Carreño y el Pérez de León.

Los familiares de Letvel Novoa dijeron que en el centro de salud de El Pescozón se negaban a explicar el retardo en los traslados. Afirmaron que había ocho cuerpos almacenados en la morgue.