• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Vigilante privado con prontuario policial mató a la docente

La policía rastreó las llamadas que recibió la docente | Foto Alexandra Blanco

La policía rastreó las llamadas que recibió la docente | Foto Alexandra Blanco

Andrés Gutiérrez la citó bajo engaño para que impartiera tareas dirigidas. Cuando llegó intentó abusar de ella y, al resistirse, la asfixió 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hombre con prontuario policial, que laboraba como vigilante privado en una residencia de Los Teques, fue detenido por el Cicpc de la Región Miranda por su presunta implicación en el homicidio de la docente Ana Miriam Bolívar de Rodríguez, de 58 años de edad, informó Weyner Oropeza, jefe de esa dependencia.

Oropeza señaló que en principio se pensó que la mujer estaba secuestrada y esperaban que los plagiarios llamaran a la familia. Bolívar desapareció el 21 de este mes y seis días después hallaron su cadáver en una zona boscosa del sector El Topo en Pozo de Rosas.

Para aumentar los ingresos de su familia la docente, egresada de la Unefa, colocó en la prensa un aviso en el que ofrecía servicios para dar tareas dirigidas, además impartía clases en su casa. Había laborado en el grupo escolar República de Paraguay.

Andrés Ramón Gutiérrez Hernández, de 44 años de edad, vigilante privado de la residencias El Parque, con registro por homicidio intencional en Villa de Cura, además de una solicitud por el Tribunal Segundo de Ejecución y un prontuario por hurto en el Cicpc de La Victoria, fue beneficiado con un destacamento de trabajo que luego abandonó. Los policías informaron que el hombre contactó a la docente en tres oportunidades. Una de las veces la citó en el sector El Topo en Pozo de Rosas, en Miranda, y le recomendó que llevara zapatos deportivos porque se trataba de una zona rural. Cuando ella llegó a la cita el hombre trató de abusar de ella y la mujer ofreció resistencia por lo que el individuo la asfixió.

El jefe policial indicó que al recibir la denuncia de la desaparición de la docente iniciaron el rastreo telefónico y lograron ubicar a Gutiérrez Hernández, quien admitió su participación en la muerte de Bolívar. En su casa hallaron un reloj, lentes, celular, llave magnética y un zarcillo de la víctima; el otro par del arete fue localizado cerca del cadáver de Bolívar que fue hallado en el fondo de un barranco.