• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Vielma negó que hampa robara su residencia

Vielma Mora dijo que hay dos amenazas de muerte en su contra y que pagaron por dispararle en la cabeza y en la nuca | Eleonora Delgado

Vielma Mora | Eleonora Delgado

Destacó que lo ocurrido es parte de los planes para intimidarlo y atentar contra su vida

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El gobernador José Gregorio Vielma Mora desmintió versiones que señalan que su casa de habitación haya sido blanco del hampa durante los días en que habría estado en el extranjero con su familia. No obstante, varios funcionarios de seguridad habrían sido destituidos e incluso dos agentes de Politáchira procesados por este hecho.

Vielma Mora alertó que ha recibido amenazas en contra de su integridad por grupos generadores de violencia y que las acciones de intimidación también pesan sobre el comandante de Politáchira, el comisario Carlos Colmenares y el jefe del Comando Regional N° 1 de la Guardia Nacional Bolivariana, general Franklin García.

Indicó que el jefe de la policía regional viajó a Caracas para informar sobre las amenazas recibidas y, aunque no precisó detalles, trascendió que estarían ofreciendo una fuerte suma de dinero en pesos colombianos por sus vidas.

“No nos vamos a dejar vencer por rumores y bandas organizadas que quieren atentar contra nuestras vidas y familias”, advirtió Vielma.

Esta es la segunda vez en este año que el mandatario tachirense alerta sobre acciones de este tipo. A mediados del mes de mayo, Vielma indicó que grupos paramilitares querían atentar contra su vida.

Por asesinato. En la rueda de prensa ofrecida junto con los jefes policiales y militares del Táchira, el comisario Marcos Rojas, jefe del Cicpc, indicó que fueron capturados Breimer Pérez Eslava y Miguel Barrios Lira, ambos de 18 años de edad, integrantes de la Guardia Nacional Bolivariana y destacados en el centro de alistamiento de Liberia.

La causa de la detención sería por estar supuestamente involucrados en el asesinato de una mujer identificada como Primitiva Jaimes Peña, hecho en el cual colaboró la hija de la víctima, una adolescente de 14 años de edad.

El crimen ocurrió en la finca El Despeje, propiedad de Jaimes Peña, ubicada en el páramo El Duende en las afueras de San Cristóbal. Los asesinos y la menor de edad fraguaron el plan para despojar de dinero, armas de fuego y tarjetas de débito a Primitiva Jaimes.