• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Velorios de motorizados reflejan anarquía social

El cadáver del padre del militar quedó dentro del vehículo Optra azul | Foto Leonardo Noguera

El cadáver del padre del militar quedó dentro del vehículo Optra azul | Foto Leonardo Noguera

Múltiples versiones se manejan en torno al doble homicidio en La Yaguara. Todas coinciden que fue durante una caravana fúnebre  

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

La posibilidad de que existan sectores fuera de ley y que no existe ninguna autoridad para ellos queda demostrado en situaciones anárquicas como las que se registran en varios de los cortejos fúnebres. Tiros al aire, música a alto volumen y la ingesta de licor son algunas de las actividades que se realizan durante el velatorio.

Para el sociólogo Carlos Raúl Hernández los motorizados, protagonistas de la mayoría de estos eventos, son uno de esos sectores sin autoridad.

“Pueden hacer lo que quieren y se han convertido prácticamente en un problema de salud pública”, dijo.

La culpa no es de ellos sino del gobierno que no aplica las normativas universales para el uso de las motos, expresó el especialista, quien aseguró que por populismo les permiten hacer lo que quieran lo que ocasiona tragedias como la registrada a la 1:30 de la tarde en el distribuidor de La Yaguara, en la que dos personas murieron.

“Esta nueva situación tiene antecedentes como los velorios de los sicarios colombianos cuya manera de celebrarlos era poner música, beber alcohol y disparar. Eso se convirtió en una práctica de los motorizados. Es muy característico de sociedades en alto grado de descomposición”.

Una caravana fúnebre pasaba el miércoles por el distribuidor La Yaguara y un motorizado decidió parar el tráfico de un semáforo para que pasara el cortejo. La situación molestó a conductores y resultó muerto el padre de un militar retirado del Ejército, Luis Enrique Moleiro Figueroa, de 62 años de edad, y el mototaxista Freddy José Flores Vásquez, de 43 años de edad.

Flores habría disparado primero a Moleiro Figueroa lo que condujo a que su hijo, el teniente retirado Luis Alfredo Moleiro, le disparara, según fuentes policiales.

Darwin José López Graterol, funcionario de la PNB, estuvo detenido por el caso, pero fue puesto en libertad. Relató que no estaba con el militar y que Flores, que era su primo, trató de evitar que el militar lastimara a un compañero motorizado cuando le disparó. Aseguró no saber cómo murió Moleiro Figueroa. Añadió que el militar está bajo régimen de presentación cada 30 días.