• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Usan condición de militares para cometer estafas

Los delincuentes a veces son funcionarios militares, y otras, son personas que se hacen pasar por ellos para engañar a sus víctimas 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 29 de octubre, el Grupo Antiextorsión y Secuestros de la Guardia Nacional en Nueva Esparta inició una investigación por estafa a un supuesto teniente de ese mismo cuerpo militar.

El engaño comenzó el 27 de octubre, cuando una comerciante de la isla recibió varios mensajes de texto en su celular, atribuidos a funcionarios de la Aduana de Vargas. Le pedían que se comunicara con ellos a un número que le suministraron.

La mujer los contactó. Le dijeron que su nombre estaba en las bases de datos del Seniat, y que fue seleccionada para obtener teléfonos celulares y artículos de línea blanca a “precio justo”. Que si estaba interesada en adquirirlos debía cerrar el negocio antes de las 4:00 pm de ese mismo día.

La mujer pidió más datos sobre el negocio. Un interlocutor de apellido Morán le indicó que solamente debía cancelar por adelantado 30% del total de la transacción. Debían ser como mínimo seis artículos, y nunca más de nueve.

Le ofrecían además que, gracias a la participación de un teniente de la Guardia Nacional, de apellido Montesino, las mercancías saldrían en un jet a Margarita el mismo día. La mujer transfirió 131.000 bolívares a una cuenta que le indicaron, perteneciente al supuesto oficial. Luego le anunciaron que sus artículos llegarían en un vuelo esa misma noche. Pero eso nunca sucedió.

En Caracas, detectives de la División contra la Delincuencia Organizada del Cicpc apresaron a Aquiles Francisco Certad López y a otros dos hombres que se hacían pasar por militares para estafar a personas interesadas en la adquisición de vehículos a través del programa Venezuela Productiva.

A Certad lo conocían como “el General”. Vestía una sudadera con logotipo de la Aviación Militar, al igual que sus dos compinches.

El uso de la investidura castrense a los efectos de engañar a la gente no es nuevo, indicó el criminalista Francisco Javier Gorriño. Recordó que Yonny Bolívar, el principal imputado por el homicidio de la traductora de señas de Venevisión, Adriana Urquiola, solía hacerse pasar por capitán de la Guardia Nacional.

Lo novedoso para el experto es la mayor frecuencia en los casos reportados.

“Hay más casos, pues hay militares en todos los ministerios. La gente les da a ellos cierta confianza, porque saben que tienen vínculos y pueden lograr cosas que los demás no pueden”, explicó.

Las investiduras no siempre son fingidas. En agosto, la Fiscalía anunció la detención del vicealmirante retirado Manuel Yánez Villegas, quien fue jefe de Inteligencia de la Armada y ex inspector general de la FANB. Lo vinculan con una estafa continuada y agravada en la que habría más de 25.000 víctimas. Todas habrían perdido dinero en el intento de adquirir vehículos chinos, a través del referido plan.

Gorriño indica que, además, el ciudadano común no tiene las herramientas necesarias para constatar si la persona que le ofrece el negocio es realmente un militar. “Mucha gente porta carnets o credenciales de la FANB sin ser militares. Antes los detectaban cuando intentaban entrar en Fuerte Tiuna. Pero eso ya no se hace”, dijo.


El dato

En junio de 2014 la Fiscalía investigó a un general de brigada retirado de la GN como parte de una red de estafadores que operaba en Caracas, Panamá y Miami. El oficial, ex jefe del Comando Regional 5 de la GN, se hacía pasar por “disidente”. En la actualidad vive en la ciudad de Doral, Florida. La red estafó más de 9 millones de dólares.