• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Uniformados involucrados en robo y hurto de armas

Antes del hurto de pistolas en la Policía Militar hubo una sustracción en la 31 Brigada de Infantería del Ejército

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En junio por lo menos 85 pistolas y 2 revólveres fueron robados y quedaron en poder de delincuentes en el Distrito Capital.

Los casos más importantes reportados en ese lapso a oficinas de la policía judicial fueron el hurto de 35 pistolas del regimiento de Policía Militar del Ejército en Fuerte Tiuna, el robo de otras 18 pertenecientes a la Policía de Miranda en San Diego de los Altos y la sustracción de otras 2 armas de este tipo en la 31 Brigada de Infantería del Ejército, también en Fuerte Tiuna.

Esos delitos generalmente cuentan con la complicidad de funcionarios o exfuncionarios, que conocen la rutina y los protocolos de vigilancia. En el caso de la Policía Militar hubo siete detenidos y solo uno era civil.

El director de Polimiranda, comisario general Elisio Guzmán, señaló que las averiguaciones internas en el robo a la estación de San Diego de los Altos también apuntan hacia el posible concurso de uniformados con bandas delictivas o colectivos.

Policías uniformados también fueron víctimas de ataques para robarles las pistolas reglamentarias. El 25 de junio a las 5:30 pm un agente de Policaracas fue sometido mientras cumplía su turno en el Centro de Diagnóstico Integral de Montalbán III. Al funcionario le quitaron una Glock 23 calibre .40, así como dos celulares y un bolso en el que los llevaba.

La policía judicial también procesó denuncias en las que las víctimas señalan a oficiales uniformados de la Policía Nacional y a guardias nacionales de robarles sus pistolas, aun cuando tenían licencia para porte.


Rastreo complicado. El gobierno asignó a la FANB la misión de elaborar un registro balístico que permita identificar las armas por las marcas que dejan en los proyectiles o las conchas que pasan por estas.

El registro debería ser obligatorio para las armas usadas en los ámbitos civil y militar. No obstante, el comisario general jubilado Luis Rodríguez Vieira duda de la efectividad de ese archivo. Afirmó que funcionarios de la DAEX no individualizan las conchas y los proyectiles que son disparados durante las pruebas en el polígono.

Indicó que en la actualidad el registro más confiable lo lleva el Cicpc, pero solo incluye las armas, proyectiles o conchas involucrados en algún delito. El rastreo para las demás armas es muy difícil.

Señaló que el gobierno se ha negado a asignarle a la policía judicial la función de ampliar el registro balístico.