• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimaron a vigilante en la garita para robarle

Le dieron una cuchillada en la espalda y un tiro en la cabeza cuando hacía guardia en una garita de Terrazas de Guaicoco, en Petare

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A Renny Reyes, de 19 años de edad, lo mataron dos hombres que le dieron una cuchillada en la espalda y un tiro en la cabeza para robarle la cartera y el teléfono celular. El hecho ocurrió cuando hacía guardia en una de las garitas de Terrazas de Guaicoco, en Petare, el jueves a las 8:00 pm.

Reyes estaba con otro vigilante de la empresa Guardianes 2009 fuera de la garita. Su compañero de guardia estaba dentro de la caseta, pero cuando advirtió lo que ocurría se encerró y no le abrió, a pesar de que Reyes tocaba la puerta para buscar ayuda.

A esa hora Reyes chateaba con su mamá, Yadelis Yánez, y le pedía que le enviara chistes para evitar el aburrimiento porque la guardia era de 24 horas por 48. Había comenzado a laborar en esa empresa el lunes pasado. Era el segundo de cuatro hijos y uno de sus tíos, que fue prefecto de Petare y trabajó en la PM, hacía los trámites para que ingresara a Polisucre.

Fue sorprendido por los delincuentes por la espalda, donde lo acuchillaron. Los homicidas serían residentes de una invasión detrás de Terrazas de Guaicoco. El muro de protección de este conjunto residencial no ha sido concluido y por allí entraron los homicidas desde un área boscosa.

En esta zona viven funcionarios de varios organismos policiales. El padrastro de la víctima, que también labora en Guardianes 2009, dijo que nunca había ocurrido algo como esto. Cada vez que llaman al celular de Reyes, responde una mujer que dice que están equivocados.

Ayer a las 10:30 am, un funcionario del Cicpc, que está de reposo, mató a uno de los dos hombres que lo robaron en la avenida José Félix Ribas de San Bernardino. El policía fue sorprendido por los hombres que iban en moto cuando llegaba a su domicilio.

Los individuos le quitaron un bolso, un anillo y otras pertenencias. Luego intentaron requisarlo y, en ese momento, el funcionario aprovechó para sacar su pistola y mató al conductor de la moto Yamaha anaranjada, que quedo en el sitio. Luego le disparó al otro, que resultó herido, pero antes de huir se quitó la camisa y la botó, así como el bolso del agente policial, que lanzó en un contenedor de basura. El delincuente que murió tenía un bolso con un revólver calibre 38.