• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimaron a hombre para robarle moto en Antímano

A la morgue fue ingresado el cadáver de un hombre localizado ayer en El Silencio | Foto Alex Delgado

A la morgue fue ingresado el cadáver de un hombre localizado ayer en El Silencio | Foto Alex Delgado

Dos individuos dispararon a Efigell Montero en el sector Santa Ana de Carapita. Regresaba de visitar a su novia

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Efigell Montero, de 21 años de edad, es el tercer miembro de su familia que es ultimado en los últimos cinco años. Dos hombres lo mataron el jueves a las 8:00 pm en el sector Santa Ana de Carapita, parroquia Antímano para robarle la moto Empire que conducía.

El hecho ocurrió a cuadra y media de la residencia de la víctima, que regresaba de visitar a su novia, que reside en la zona. Fue sorprendido por individuos que iban a pie y le dispararon para quitarle el vehículo. Monatero murió en el sitio. Le asignaron el número 133 en la morgue. Trabajaba en un puesto de venta de perros calientes, de su propiedad, frente a su domicilio.

Uno de sus parientes dijo que hace cinco años, en el mismo lugar, ultimaron a dos tíos de Montero. Lo único que uno de los familiares del hombre logró decir fue: “No tenemos palabras para hablar de la inseguridad.”

Entre el jueves y el viernes a la medicatura forense fueron ingresados nueve cadáveres. En lo que va de mes a esa unidad han llevado 134 cuerpos. Ayer surgieron nuevos rumores sobre la mudanza de parte de esta dependencia a la recién construida morgue de El Llanito.

El cadáver de un hombre de mediana estatura, contextura delgada, piel morena y cabello ensortijado fue localizado ayer a las 4:00 am detrás del bloque 5 de El Silencio, entre las calles Potrerito y Amargura. A esa hora fue asesinado con disparos en la cabeza. Vestía pantalón blue jean y franela negra. En una mano tenía una tarjeta telefónica y en la otra una pequeña bolsa transparente con una sustancia que presumen era droga.

Vecinos de la zona cubrieron el cuerpo con una sábana y fue custodiado por una comisión de la Policía Nacional Bolivariana mientras llegaban los investigadores del Cicpc para levantarlo y llevarlo a la morgue, donde será identificado. Al parecer la víctima no era vecino de la zona porque ningún habitante lo reconoció.