• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimaron a un hombre cerca de un templo

El domingo asistía a un culto evangélico en Campo Rico y fue interceptado por delincuentes que intentaron robarlo y le dieron un tiro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un joven murió después de recibir un disparo en la frente en el sector Campo Rico de Petare. Aunque fue herido el domingo en la mañana murió el martes en la noche en el Hospital Domingo Luciani de El Llanito. Estaba en terapia intensiva.

José Gregorio Castellanos Peñaranda, de 26 años de edad, era licenciado en Educación, egresado de una universidad de Táchira y trabajaba en una empresa gráfica de Palo Verde. Residía en esa zona con su mamá y hermano menor.

Castellanos Peñaranda, quien era cristiano evangélico, llegó a la iglesia Betseda, a las 8:00 am, pero como no había desayunado salió con una hermana de culto a comer y fueron interceptados por unos delincuentes que le pidieron sus pertenencias. El educador no se negó a entregarlas, pero mientras las buscaba comenzó a predicar el Evangelio para tratar de apaciguar a los asaltantes. A los ladrones les molestó y uno de ellos le disparó, según el relato de Joaquín Castellanos, hermano de la víctima, quien agregó que los individuos huyeron sin llevarse las pertenencias.

El cadáver de Castellanos Peñaranda será trasladado al estado Táchira donde nacieron sus padres. José Gregorio y su papá eran los únicos cristianos evangélicos de la familia. Su hermano dijo que la víctima era muy preparado para la vida y estudiado. Desde enero pasado acudía a la iglesia Betseda de Campo Rico.


Muerte en Macarao. A Jimber Jesús Hernández Godoy, de 22 años de edad, delegado del sindicato de la construcción, lo mataron de cuatro tiros, el miércoles a las 5:30 pm en la calle Las Nieves de Las Adjuntas, Macarao. El joven fue sorprendido por dos sujetos que le dispararon. Se presume que intentaron robarle la moto Empire Horse en la que se desplazaba. Hernández Godoy trabajaba como ayudante de albañilería, era padre de dos hijos y vivía en Carapita. La esposa de la víctima se enteró de lo ocurrido porque un funcionario del Cicpc la llamó desde el celular de su marido.

También Domingo Manzano Guzmán, de 43 años de edad, fue ultimado a tiros, debajo del elevado de Palo Verde de Petare, en la avenida Francisco de Miranda. Al sitio llegaron dos hombres que le dispararon sin mediar palabra. La víctima falleció en el Hospital Pérez de León, de Petare. En la morgue le asignaron el número 120 de los ingresos del mes.