• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimaron a golpes a vendedora de ropa

Hilda Díaz fue a la morgue a retirar al segundo hijo que le matan / Antonio Rodríguez

Hilda Díaz fue a la morgue a retirar al segundo hijo que le matan / Antonio Rodríguez

Sandra Patricia Pacheco fue golpeada en las adyacencias del Terminal de Oriente y murió en el Pérez de León

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una mujer de 34 años de edad que se dedicaba a la venta ambulante de ropa murió luego de recibir una golpiza en las adyacencias del Terminal de Pasajeros de Oriente.

Sandra Patricia Pacheco Pardo fue golpeada hasta que le fracturaron el cráneo y tuvo un derrame interno, luego de salir de una fiesta el lunes en la madrugada.

La mujer moribunda fue trasladada al hospital Pérez de León en el que falleció el miércoles en la mañana, informó su madre Tulia Rosa Pardo.

Aunque Pacheco Pardo fue despojada de sus pertenencias, algunos allegados a la familia han señalado que este homicidio no fue la consecuencia de un robo sino de una disputa pasional.

El cadáver será trasladado hasta Barranquilla, Colombia, pues allí reside la mayoría de la familia.
 
En el 23 de Enero

El miércoles a las 8:00 pm la policía judicial fue notificada sobre el hallazgo de otro cadáver en el 23 de Enero. Los restos humanos estaban en el callejón Los Pinos, en El Observatorio.

La víctima fue identificada como Anyher Alexander Durán Paredes, de 29 años de edad. Tenía heridas en el cuello y en el costado derecho.

Este es el segundo homicidio en menos de 48 horas en esa parroquia. En el primer caso la víctima todavía no ha sido identificada, estaba carbonizada en el interior de un vehículo que ardió en la redoma del Bloque 37.
 
Segundo hijo muerto. Hilda Díaz acudió ayer a la morgue para retirar el cadáver del segundo hijo que pierde por la violencia en Caracas.

Se trata de Carlos Javier Díaz, de 21 años de edad. Al hombre lo mataron en el barrio 5 de Julio, en Petare, para despojarlo del dinero con el que compraría una cuna, relató su madre, Hilda Díaz, quien negó que la muerte de su hijo fue por ajuste de cuentas. Dijo que no tenía enemigos y que trabajaba como ayudante de su padre y de un tío, ambos taxistas.

En 2003 la mujer fue por primera vez a la morgue pues otros delincuentes le mataron a otro de sus hijos, Deivis Elías Díaz, de 19 años de edad. El supuesto autor de este crimen también murió en forma violenta durante un motín en la cárcel de Yare.