• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimaron a un funcionario del Cicpc en Miranda

Familiares del joven asesinado en Chacaíto exigen que se haga justicia

Familiares del joven asesinado en Chacaíto exigen que se haga justicia

En Caracas se han registrado 14 muertes por la modalidad robo-homicidio desde el 4 de este mes hasta ayer

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

José Alejandro Contreras Medina, de 22 años de edad, detective del Cicpc adscrito a la División de Siniestros, es el policía número 41 ultimado en lo que va de año en la Gran Caracas. Lo mataron para robarle su pistola Glock 9 milímetros.

El hecho ocurrió ayer entre las 4:30 am y las 5:00 am a las puertas de la casa número 147 A de la urbanización Las Carolinas, municipio Independencia, estado Miranda, cuando salía de la vivienda de su hermana.

Fue sorprendido por dos hombres que iban en una moto Empire Horse negra sin placas. Los hombres llevaban cascos integrales. Uno vestía una chaqueta negra y el otro una marrón.

La víctima recibió tiros en la región axilar derecha, dos en el lado izquierdo del occipital y otro en el cuello.

Los investigadores del Eje de Homicidios de Ocumare del Tuy colectaron en el lugar del suceso tres conchas calibre 9 milímetros, un proyectil deformado y el Blackberry de la víctima.

14 homicidios

Desde el 4 de este mes hasta ayer en Caracas han ocurrido 14 robos-homicidio. Una de las víctimas fue José Abraham Liendo Fagúndez, de 19 años de edad, peluquero que laboraba a domicilio.

Lo mataron cuando iba a trabajar entre Chacao y Chacaíto el lunes a las 5:00 am. Funcionarios de Salud Chacao lo auxiliaron y lo llevaron al hospital de El Llanito, donde murió. Era el segundo de cuatro hermanos y residía en el Barrio Unión de Petare. En la morgue le asignaron el número 148. Tenía un niño de 3 años de edad.

Heidy Fagúndez, su tía, dijo que en seis años le han matado a diez familiares. La penúltima de las víctimas fue su primo Richard Trujillo, de 19 años de edad, que murió de un tiro en el pecho en la Zona 2 de José Félix Ribas, Petare, cuando defendía a un amigo.

Fagúndez no es optimista y piensa que no se hará justicia por la muerte de su sobrino, como ha ocurrido en los casos de sus otros parientes.

A Víctor Maduro Tafur, de 31 años de edad, lo mataron el lunes a las 3:00 pm en la primera entrada de Vista Alegre en Petare. Era de Barranquilla, Colombia, y estaba en el país desde hacía cinco años.

Era vigilante privado en un edificio de El Cafetal y en los dos días libres que tenía a la semana trabajaba como mototaxista. El lunes le hizo una carrera a un hombre que presuntamente tiene poco tiempo de haber salido de la cárcel. El individuo subió a la moto frente a una panadería del sector El Esfuerzo y luego le dio una cuchillada a Maduro Tafur en un pulmón para robarle la moto y el teléfono. Sin embargo, unos metros más adelante el vehículo se apagó y lo abandonó.

“Tantos funcionarios policiales que se ven en las calles y con ellos deben instalar módulos”, dijo Elena Infante, vecina de la víctima. “Los operativos siempre quedan en lo mismo porque lo que hacen es matraquear”.

Tiroteos

Luis Abraham Díaz Martínez, de 20 años de edad, solicitado por el juzgado 11 de control de Caracas por homicidio calificado y por el tribunal 9º de ejecución, murió en un presunto enfrenamiento con funcionarios del Cicpc ayer a las 5:00 am en el bloque 1, letra A, piso 15, apartamento 159 de Propatria. Habría hecho frente a la comisión con una pistola Glock 9 milímetros.

En otro tiroteo en la Prolongación Soublette, Catia La Mar, estado Vargas, murió Juan José Vargas, de 23 años de edad, alias “el Cubanito”, ayer a las 5:00 am. Estaba solicitado por la muerte de Edward Darío Plata Niño, de 29 años de edad, que laboraba como mensajero de la División Técnico Científica del Ministerio Público, ocurrida el 25 de mayo a las 11:00 am en el sector San José, Carapita, parroquia Antímano.

Desde el lunes hasta ayer a la morgue fueron ingresados 7 cuerpos. En junio a esa unidad han trasladado 157 cadáveres

Sentenciado

Francisco Montilla, de 20 años de edad, fue sentenciado a 15 años y 6 meses de prisión por su responsabilidad en la muerte del juez Edixon Olano, en La Grita, estado Táchira. La fiscal 30º ratificó la acusación por homicidio calificado en la ejecución de robo agravado, privación ilegítima de liberad, ocultamiento de arma de guerra y asociación para delinquir.