• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimaron a comerciante en su vehículo en Catia

La víctima se desplazaba en una Ford Explorer | Foto Alexandra Blanco

La víctima se desplazaba en una Ford Explorer | Foto Alexandra Blanco

El homicida se paró frente a la camioneta de la víctima y le disparó por el parabrisas, ayer a las 7:00 am. Presumen que pudo ocurrir un altercado de tránsito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Al comerciante Jacob Vera, de 55 años de edad, lo mataron ayer a las 7:00 am dentro de su camioneta Ford Explorer, verde, placas BAM96P, que quedó al comienzo de la segunda transversal de Los Flores de Catia con avenida Sucre, frente al antiguo Teatro Venezuela.

El homicida se paró delante de la Ford y disparó directo al parabrisas. El proyectil entró por el vidrio e impactó a la víctima en el cuello.

Vera y su hermano Manuel son dueños de Confecciones Jacman, fábrica de ropa escolar con sede en Los Frailes de Catia, adonde se dirigía la víctima cuando lo ultimaron. Era padre de cuatro hijos y el menor de dos hermanos. Nació en Boyacá, Colombia, pero se había nacionalizado venezolano. Tenía más de 40 años en el país.

No descartan que el comerciante haya sostenido un altercado con otro conductor o motorizado en el trayecto desde su casa en Los Magallanes de Catia. Eso se presume porque el vidrio de la ventana del conductor estaba abajo. Sin embargo, las experticias e investigaciones del Cicpc determinarán el móvil del homicidio. Inicialmente no descartan ninguna hipótesis, incluido el intento de robo.

Los investigadores que se encargaron de la pesquisa hicieron un recorrido por la zona en busca de cámaras de seguridad para colectar los videos que serán analizados con el fin de determinar si grabaron el suceso y permitir la identificación del homicida. Una de las cámaras está ubicada en la sede del antiguo Teatro Venezuela donde ahora funciona una mueblería.

Familiares de la víctima llegaron al sitio del suceso. Un sobrino de Vera se aferró al vehículo mientras lloraba.

No tenía problemas. A la hora en que mataron a Vera no había nadie en esa calle ni siquiera los taxistas de la línea Por Dios, que laboran desde las 7:00 am pues debido a las vacaciones escolares comienzan a trabajar a partir de las 8:00 am.

Manuel Vera dijo que su hermano no tenía problemas con nadie y que no sabía si había tenido algún altercado en la vía.

Explicó que Jacob era un hombre que estaba dedicado a su trabajo y a su casa. Pidió que se haga justicia.

A la segunda transversal de Los Flores de Catia también llegaron empleados de la fábrica. Luz Báez, que desde hace 19 años labora Confecciones Jacman, expresó que no volverá a tener a un jefe como Jacob Vera. “Es la inseguridad que estamos viviendo. ¿Qué vamos a hacer?; hoy le tocó a él, mañana le tocará a otro. Lamentablemente es así”, expresó.

Jacob Vera gozaba del aprecio de sus trabajadores.