• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ultimado mensajero para robarle dinero

Familiares de Espinoza relataron que su pariente recibió un tiro por negarse a entregar dinero en efectivo | Antonio Rodríguez

Familiares de Espinoza relataron que su pariente recibió un tiro por negarse a entregar dinero en efectivo | Antonio Rodríguez

Juan Eduardo Espinoza falleció luego de 16 días de agonía cuando sus familiares lo creían fuera de peligro. La víctima iba para un banco en una buseta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un hombre que trabajaba como mensajero para comerciantes de Las Minas de Baruta murió luego de 16 días de agonía en el hospital Domingo Luciani, en El Llanito.

Juan Eduardo Espinoza Aponte, de 68 años de edad, falleció cuando sus familiares creían controlada las secuelas de una herida por arma de fuego que le hizo un delincuente el 10 de diciembre.

Fue atacado con la intención de robarle 55.000 bolívares que llevaba en efectivo hasta un banco de la Zona Industrial de La Trinidad. Como no tenía vehículo utilizaba autobús para trasladar el dinero, informó su hermano Miguel Espinoza.

Las circunstancias en las que la víctima recibió el tiro en la pierna derecha hacen pensar a sus familiares que el ladrón poseía información sobre sus actividades.

Aunque fue herido, Espinoza no entregó el dinero. Los funcionarios del Cuerpo de Bomberos Metropolitanos lo devolvieron a los deudos en un bolso tipo coala. “Él defendió el paquete hasta el final”, afirmó su hermano.

El hombre fue llevado de inmediato al hospital Domingo Luciani, en El Llanito. No obstante, fue el 14 de diciembre cuando los familiares pudieron verlo. “En ese momento lo vi bastante mal, pero luego lo llevaron a Cuidados Intensivos y mejoró”, dijo su hermano.

Durante los 16 días que permaneció en ese centro los parientes le llevaron cremas para desinflamar las lesiones, así como gasas y otros medicamentos. El costo total del tratamiento fue calculado en 10.000 bolívares, aunque supuestamente el hospital debía tener todos los insumos.

Poco antes de su muerte fue necesario llevar muestras de sangre a laboratorios privados, pues allí tampoco tenían los medios para realizar las pruebas.

Expediente perdido. Los familiares del mensajero esperaban ayer el informe de autopsia para determinar la causa de su muerte. Al parecer, tuvo un paro respiratorio.

Miguel Espinoza informó que el personal del hospital no le entregó el expediente sobre el caso de su hermano. En el Luciani le indicaron que se había extraviado.