• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Ucabista fue raptada por dos hombres armados al llegar a clases

El estacionamiento en el que fue plagiada la estudiante no tiene cámaras de seguridad | Foto William Dumont / Archivo

El estacionamiento en el que fue plagiada la estudiante no tiene cámaras de seguridad | Foto William Dumont / Archivo

Los delincuentes estaban siguiendo a la víctima y la sometieron cuando estacionaba a las 10:00 am

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

De catastrófico e indignante calificaron los estudiantes el secuestro de una alumna de la Universidad Católica Andrés Bello el lunes a las 10:00 am dentro del campus.

La víctima estaba estacionando su vehículo en la rampa que da acceso a las residencias de los sacerdotes y a las canchas cuando dos hombres armados la sorprendieron, se montaron en su carro y la obligaron a llevarlos a su casa. Allí ataron a toda la familia y robaron equipos de alta tecnología y otras pertenencias.

“Me impactó que esto llegara a ocurrir en la universidad, mi segunda casa. Aquí sentía que estaba en una burbuja", dijo Karerina Hernández, presidenta del Centro de Estudiantes de Ciencias Sociales, escuela a la que pertenece la joven plagiada.

Ese es el sentimiento común entre los ucabistas que además coinciden en que el control de acceso a la casa de estudios no es riguroso.

“Los vigilantes no toman notas de los visitantes ni preguntan para dónde van. Tampoco en la entrada para carros hay control porque si no tienes carnet puedes pasar al tomar un ticket. Aquí entra quien sea”, dijo Andreina Vegas, miembro del Centro de Estudiantes de Comunicación Social.

Por esta falla en el sistema de seguridad los compañeros de la víctima piensan que el ingreso de los delincuentes a la universidad no tuvo obstáculos. El decano de Desarrollo Estudiantil, Néstor Luengo, indicó que las cámaras ubicadas en el acceso de vehículos captaron el carro que iba siguiendo a la joven, tanto en la entrada como a su salida.

“Este año me enteré de tres o cuatro compañeros a los que les hurtaron sus pertenencias dentro del vehículo. A veces no se denuncia porque no hay garantía de una respuesta satisfactoria, al igual que ocurre en cualquier lugar del país”, afirmó Juan Diego Villegas, consejero estudiantil de Ciencias Sociales.

Aunque no hay denuncia formal a las autoridades los alumnos ya tienen marcadas las zonas rojas: los siete estacionamientos y las canchas. Estos lugares son de poca afluencia de personas y los vigilantes son escasos. Por estacionamiento hay hasta dos vigilantes.

Daniel González, miembro del Centro de Estudiantes de Ingeniería, admitió que la sensación de seguridad que da la universidad ocasiona que los alumnos sean descuidados y propensos a los hurtos; sin embargo, no dejar aparatos de valor en el carro y estacionar en sitios iluminados son las medidas de los alumnos.


A clases con escoltas. Una alumna de posgrado que no quiso identificarse indicó que desde hace un año sus padres le asignaron un guardaespaldas que la acompaña a las clases.

“Lo uso realmente porque tengo la oportunidad de hacerlo. Salgo muy tarde de clases y me da miedo el regreso, ya que vivo lejos de la universidad”, expresó.

Al menos cuatro de los diez entrevistados admitieron conocer a un compañero que utiliza este servicio. Indicaron que los estudiantes cuyos padres están ligados a altos cargos del gobierno o tienen un alto poder adquisitivo son los que comúnmente tienen uno o dos escoltas. Se visten de civil, custodian el carro del alumno en motos de alto cilindraje y aguardan a las puertas de las aulas. No llevan armas visibles.


Compromiso

El decano de Desarrollo Estudiantil, Néstor Luengo, dijo que es un hecho atípico, pero admitió la falla en el control de acceso a la universidad, el déficit de funcionarios y la falta de comunicación entre los estudiantes y la Dirección de Servicios Generales.

Por esa razón la directiva de la UCAB se comprometió en una reunión con los rectores, consejeros y el jefe de seguridad a incrementar el número de vigilantes y de aparatos tecnológicos. Aseguraron también que habrá un control más riguroso en el acceso y salida del campus, tanto en lo que se refiere a peatones como a vehículos.

“Hicimos un comunicado con teléfonos para que el estudiante, al ver una actitud sospechosa, pueda comunicarse con Servicios Generales”, señaló Luengo.

Hizo un llamado a los ucabistas a ser partícipes en el control de acceso a la universidad y a reportar la falta de rigurosidad de los vigilantes.



LasCifras

312

Secuestros han sido denunciados en el territorio nacional en 2013, según un registro extraoficial llevado hasta el lunes pasado.


115

Son los casos de secuestros que se han registrado en Caracas en 2013, de acuerdo con las denuncias que reciben las autoridades policiales.