• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Tribunal inició acusación en el caso del doble homicidio en Mauroa

El móvil, que en un principio se manejó como secuestro, se convirtió en una venganza contra uno de los padres de Enmanuel Galicia | Foto Alex Delgado / Archivo

El móvil, que en un principio se manejó como secuestro, se convirtió en una venganza contra uno de los padres de Enmanuel Galicia | Foto Alex Delgado / Archivo

Los adolescentes habían sido reportados como desaparecidos el 1° de julio

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los homicidas del adolescente José Miguel Granadillo, de 14 años de edad, y del niño Enmanuel Galicia, de 9 años de edad, asesinados en julio en Mene de Mauroa, fueron formalmente acusados ante el tribunal 5° de control del estado Falcón por los delitos de homicidio intencional por motivos fútiles con alevosía, secuestro agravado y asociación para delinquir.

La audiencia llevada a cabo en tribunales de la entidad analizó el informe presentado por los fiscales Francisco Quintana, 46 nacional auxiliar, y Moirani Zavala, 10 del estado Falcón con competencia en menores. Aún no hay fecha definida para comenzar el juicio aunque se ratificó la permanencia de Eduardo González Sibada, alias el “Peggy”, y de Robert Cortez Navas en el Centro Penitenciario de Coro, mientras que el tercer implicado, Endry Morles, tío de José Granadillo, continuará en el centro de arresto preventivo de la Comandancia General de Polifalcón.


Familiar involucrado. Endry Morles, tío materno de Granadillo, sabía desde un principio los hechos según declaró al Cicpc, pero no informó por estar bajo amenaza de muerte lo cual deberá probar en el transcurso de la investigación.

El 1° de julio familiares de los adolescentes asesinados denunciaron la desaparición de los menores ante las autoridades judiciales. Granadillo y Galicia jugaban en horas de la tarde cerca de sus viviendas en el sector Las Mercedes, en la población de Mene de Mauroa en el eje occidental de Falcón a tres horas de la capital.

José Granadillo se apartó por minutos de Enmanuel Galicia, según las investigaciones. “Peggy” se llevó a Galicia hasta un baño abandonado en el complejo ferial Damaso Rodríguez y cuando Granadillo se percató de la situación decidió seguirlo y presenció cómo era estrangulado su amigo. Ser testigo de este hecho desencadenó también la muerte del adolescente de 14 años de edad.