• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Trasladados al INOF madre y bebé que estaban en retén de Polimiranda

En los calabozos de Polimiranda aún hay una mujer embarazada | Foto Omar Véliz / Archivo

En los calabozos de Polimiranda aún hay una mujer embarazada | Foto Omar Véliz / Archivo

En las Salas de Guardia y Custodia aún está Erismilda Alcalá, de 29 años de edad, quien tiene cinco meses de embarazo y tuvo un conato de aborto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras cinco audiencias diferidas desde el 6 de agosto de 2014, el Ministerio de Servicios Penitenciarios autorizó que la detenida Verónica Cuevas sea trasladada con su bebé de nueve días de nacido al Instituto Nacional de Orientación Femenina desde su celda en los calabozos de Polimiranda, en Los Teques. Cuevas pasó todo su embarazo en el retén policial, pese a que se pidió su traslado a un centro penitenciario donde pudiera recibir atención prenatal.

El director de Polimiranda, Elisio Guzmán, explicó que la última acción que llamó la atención de los fiscales, jueces y otras autoridades judiciales fue un conato de motín que se presentó en los Salas de Guardia y Custodia de la Comandancia General de Los Teques. Al lugar acudieron los tribunales de Protección del Niño, Niña y Adolescentes y solicitaron al Ministerio de Servicios Penitenciarios que autorizara el traslado de la madre y su hijo, que ya había sido ordenado por la juez que lleva la causa de la detenida el viernes pasado. Sin embargo, el despacho de Iris Varela no lo había autorizado.

Recordó que en dos oportunidades se solicitaron a los tribunales los cupos en cárceles para Cuevas y para otra mujer embarazada que está en la comisaría de Polimiranda. Luego de su asignación en tribunales, Cuevas fue trasladada hasta el INOF y fue negado su acceso. “Esta mujer y su hijo también corrían gran peligro de contraer infecciones porque sumado a los riesgos de tenerlos en celdas húmedas, sin espacio adecuado para dormir ni ventilación, desde hace algunas semanas hay inconvenientes con el suministro de agua”.

En las Salas de Guardia y Custodia aún está Erismilda Alcalá, de 29 años de edad, quien tiene cinco meses de embarazo y tuvo un conato de aborto.

Ambas mujeres fueron detenidas el 6 de agosto de 2014 por un presunto tráfico de municiones. Hasta la fecha hubo cinco audiencias diferidas para dictarles la privativa de libertad y su traslado a un centro de reclusión, pese a que en las comisarías los detenidos no deberían exceder las 48 horas en su estadía.