• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Niegan enfrentamiento en muertes de la Morán

Denunciaron en la Fiscalía que el Cicpc hizo un supuesto montaje para justificar las muertes de Douglas Simoza y Oswald Márquez

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Una familia acudió al Ministerio Público para denunciar supuestos abusos policiales en un procedimiento que finalizó con la muerte de dos jóvenes y la detención de otro, el jueves a las 4:00 pm.

La denuncia señala que agentes de la policía judicial, adscritos al Eje Oeste, ejecutaron a Howard José Márquez Lezama y a su tío Douglas Simoza Lezama, de 19 y 18 años de edad, respectivamente, en una vivienda del sector Los Pinos adyacente a la avenida Morán.

Márquez Lezama murió con un tiro en el pecho, mientras que Simoza Lezama falleció al recibir un disparo en el costado izquierdo. Según su tía Sony Lezama, ambos perdieron la vida en el interior de la vivienda. No obstante, los llevaron al hospital Miguel Pérez Carreño.

En la misma operación fue detenido José Ángel Boulanger, de 21 años de edad, a quien le incautaron seis kilos de droga que supuestamente ocultaba debajo de su cama.

Márquez y Simoza eran investigados por la desaparición de Deiker Rodríguez García, de 17 años de edad, reportada en abril. Igualmente los vinculaban con los homicidios de Paolo Segovia y José Pérez Mendoza.

La madre de Rodríguez García acudió ayer a la Fiscalía para señalar que los jóvenes muertos nada tenían que ver con la desaparición de Rodríguez. En el barrio donde se llevó a cabo la operación los vecinos se preparaban para enviar una carta al Ministerio Público, con la finalidad de denunciar la situación.

Rencilla

Zurima Lezama, madre de Howard Márquez, estaba en la vivienda en el momento en que los agentes irrumpieron luego de violentar la puerta.

Relató que tanto a ella como a su madre, Benita Lezama, y una hija las sacaron por la fuerza del inmueble. Ella forcejeó con los funcionarios, y vio cuando a su hijo lo colocaron con el pecho contra el suelo y los brazos atrás. El joven vestía solamente un pantalón corto. Posteriormente se escucharon unos disparos. Según Zurima Lezama hicieron la simulación de un enfrentamiento para justificar la muerte de Márquez y Simoza, y negó la vinculación de su hijo y de su primo con los referidos homicidios y con la desaparición. Dijo que un agente del Cicpc, de apellido Ventura, los amenazó de muerte y que el jueves formó parte de la comisión policial para cumplir su cometido.

Durante la acción policial los accesos al barrio fueron cerrados. Los familiares de los jóvenes mostraron ayer fotografías de los destrozos realizados a la vivienda en la que ocurrió el supuesto enfrentamiento.