• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Suspenden asignación de armas personales

La medida anunciada la semana pasada por Min Defensa aplica para militares y funcionarios civiles

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio de la Defensa ordenó a la Dirección de Armas y Explosivos de la FANB la suspensión inmediata de las solicitudes de asignación de armas de fuego para uso personal, formuladas por militares, policías y demás funcionarios gubernamentales.

La notificación fue emitida la semana pasada por el despacho del titular de la cartera castrense, Vladimir Padrino López.

“Están suspendidas las solicitudes de armas de fuego a título personal a los profesionales militares, personal civil y organismos gubernamentales ante la Dirección General de Armas y Explosivos”, anuncia el documento firmado por Padrino.

En el caso de los escoltas civiles, las solicitudes para asignaciones de armas deberán hacerse en la Unidad Especial de Seguridad y Protección de Personalidades de Estado de la Guardia de Honor Presidencial, cuya sede también está en Fuerte Tiuna.

En cuanto a los militares encargados de la custodia de personalidades, las peticiones deberán hacerse ante los servicios de armamento de sus respectivos componentes castrenses. Estos despachos responderán tomando en cuenta sus respectivas dotaciones.

A pesar de esta orden, la página web de la Daex continuó ayer procesando las solicitudes para portes de armas de uso personal.

La medida fue anunciada por vía administrativa luego de una reunión celebrada en el Servicio Bolivariano de Inteligencia, durante la cual representantes de los distintos cuerpos de seguridad discutieron alternativas para prevenir la matanza de funcionarios y escoltas.

El efecto práctico, explicaron fuentes policiales, es que tanto militares como agentes de los cuerpos de seguridad no podrán disponer de armas personales una vez que salgan de sus respectivos organismos.

Simultáneamente, los cuerpos policiales nacionales han implantado restricciones a sus funcionarios en cuanto al porte de armas para los lapsos en los que no están de servicio. En el Cicpc, por ejemplo, los agentes con menos de cinco años de servicio deben dejar sus armas guardadas una vez que terminan la jornada. Solo las pueden sacar cuando salen en comisiones específicas. A los de mayor antigüedad se les ha recomendado llevar sus pistolas con la mayor discreción posible.

El vicepresidente de la Federación Nacional de Policías Jubilados, subcomisario Omar Vásquez, indicó que en ese texto la cartera de la Defensa reconoce que ya no dispone de armas para escoltas. De allí que instruya a los funcionarios a acudir a los servicios de armamento de cada componente.