• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Solo 1% de las armas ilegales ha salido de circulación

En 2013 la destrucción de armas de fuego disminuyó 34,1% con respecto al año anterior | Foto Raúl Romero / Archivo

En 2013 la destrucción de armas de fuego disminuyó 34,1% con respecto al año anterior | Foto Raúl Romero / Archivo

Gobierno instruirá a policías y FANB para acentuar el decomiso de armas de fuego 

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

A un año de sancionada la Ley para el Control de Armas, Municiones y Desarme y su reglamento, el Ejecutivo anunció el lanzamiento de un Plan Nacional para el Desarme con el cual intentará sacar de circulación la mayor cantidad posible de armas de fuego ilegales de las calles y, por ende, disminuir la cantidad de hechos violentos.

El plan anunciado la semana pasada en Sucre por el titular de Relaciones Interiores, Justicia y Paz, Miguel Rodríguez Torres, no es más que la ejecución de algunas disposiciones del instrumento legal que hasta ahora han sido letra muerta.

Las campañas emprendidas hasta el momento para desarmar a la población tampoco han rendido los frutos esperados. A pesar de los llamados efectuados por el presidente Nicolás Maduro y el titular del MRI, mayor general Miguel Rodríguez Torres, solo se ha logrado la entrega voluntaria de 37 armas de fuego. Sin embargo, en esta ocasión, el ministro envió un mensaje enfático a quienes poseen armas ilegales: "Los que no lo hagan se exponen a que las justicia actúe de inmediato".

Fuentes del Ministerio de Relaciones Interiores, Justicia y Paz indicaron que con el plan que pretende ejecutarse se fijará un plazo para la entrega voluntaria de armas de fuego. Simultáneamente, se incrementará el número de centros de recepción y se hará una campaña para estimular el traspaso a los cuerpos de seguridad de las pistolas y los revólveres en poder de particulares. Los mensajes harán énfasis en los riesgos que corren quienes portan armas de fuego, e igualmente continuarán en la línea de la llamada “cultura de paz”.

Por la fuerza. Funcionarios del despacho de Interior se han reunido con representantes de algunas gobernaciones y alcaldías, así como de cuerpos policiales, para analizar los términos en los que se adelantará la captación compulsiva de armas.

Los informes de Memoria y Cuenta de ese ministerio indican que desde el inicio de las campañas por el desarme las autoridades han sacado de circulación 12.603 armas de fuego en incautaciones.

En el mejor de los casos, esto apenas representa 1% de las armas existentes en el país. Los cálculos hechos por la Comisión Presidencial para el Desarme indican que en Venezuela hay entre 1,2 y 1,5 millones de armas.

Desde que comenzaron las campañas por el desarme en 2012 han sido destruidas 84.158 piezas, entre pistolas, revólveres, escopetas y otras armas largas. Aquí se incluye no solo las decomisadas ese año sino también otras que permanecían en las salas de evidencia de los cuerpos policiales. Esa cifra es apenas 7% del total de armas que existiría en el país.

En 2013, además, la destrucción de armas de fuego disminuyó 34,1% con respecto al año anterior. Este dato es otro indicador del escaso avance de la campaña para el desarme.

Sin voluntad política. Para el abogado Luis Izquiel, el desarme no ha tenido éxito en el país debido a la ausencia de voluntad política en el Ejecutivo.

“Si el Gobierno quisiera podría desarmar de una vez a los colectivos que están alrededor de Miraflores y a los líderes de presos. Para eso ni siquiera hace falta una ley”, afirmó.

Dijo que hasta el momento hay varios artículos de la Ley para el Control de Armas, Municiones y Desarme que son letra muerta. Por ejemplo los relacionados con la entrega voluntaria de armas, el Fondo para el Desarme y las disposiciones sobre el marcaje de municiones.


El Dato
En 2013 del total del presupuesto destinado a la Gran Misión A Toda Vida Venezuela, encargada de motorizar las campañas para el desarme, solo fue ejecutado 17,8%.

Además, las investigaciones sobre el impacto del uso de las armas de fuego en grupos de riesgo como las mujeres no han sido entregadas. Tampoco los estudios sobre la forma como Venezuela se inserta en los circuitos internacionales de armas.