• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Señalan al Cicpc de matar a tiros a dos adolescentes

Los familiares de los dos muchachos relataron detalles del crimen cometido por los uniformados | Foto Omar Véliz

Los familiares de los dos muchachos relataron detalles del crimen cometido por los uniformados | Foto Omar Véliz

La mamá de una de las víctimas dijo que fue insultada por los policías. El hijo de un fiscal del Ministerio Público se salvó porque el tiro le pegó en el reloj

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Dos adolescentes murieron a manos de funcionarios de la Brigada G de la División contra Homicidios del Cicpc el miércoles antes de la 1:00 pm en la primera calle de Las Luces de El Cementerio.

De acuerdo con la versión suministrada por Mayerling Levis, madre de Carlos Eduardo Levis Rodríguez, de 16 años de edad, los policías le dijeron que su hijo integraba una banda delictiva que actúa en la Cota 905 y que estaba involucrado en un secuestro de una militar y tenía en su haber tres homicidios.

El adolescente estudiaba quinto año en el colegio Santísima Virgen de Coromoto, avenida Los Jabillos de El Cementerio, además practicaba kempo y kárate en la escuela Alex Uzcátegui.

Explicó que el miércoles Carlos Eduardo le entregó a una tía la partida de defunción de un hijo que murió de una enfermedad. El muchacho le comunicó eso a su mamá mientras ella se arreglaba en su casa para salir. En ese momento oyó detonaciones en la calle y al asomarse vio a su hijo tendido en el piso mientras un policía le daba un disparo en la cabeza y una patada. Antes de eso el funcionario le había preguntado la hora al muchacho, él le respondió y al dar la espalda le dio un tiro que lo derribó.

El adolescente era sobrino del fiscal del Ministerio Público José Bracho, cuyo hijo José Antonio Bracho se salvó de que también lo mataran porque el disparo que le hicieron impactó en el reloj que llevaba puesto. El joven estaba acompañado de un perro pastor alemán que mordió a un policía.

Cuando Mayerling Levis salió y trató de acercarse a su hijo el policía no se lo permitió y le dijo: “Esa rata ya está muerta. Desaparece de aquí perra, te vamos a matar”. Ella tuvo que encerrarse en una frutería desde donde llamó a su esposo para notificarle lo ocurrido.

La primera comisión del Cicpc que llegó a Las Luces la integraban tres funcionarios y una mujer, además del conductor de la unidad. Luego llegaron más policías. La mujer policía fue la encargada de matar a Bryant Ramos, de 16 años de edad. Era el tercero de siete hermanos, hijo de Douglas Ramos, pronosticador hípico y Bryant era su asistente. Al joven le dieron seis disparos, dijo su papá.

“Nos equivocamos”. Vecinos dijeron que luego de matar a los dos adolescentes un policía habría comentado a un compañero: “Nos equivocamos”.

La madre de Carlos Eduardo negó que hubiese habido enfrentamiento con los policías. Agregó que la comisión estaba merodeando desde temprano por esa calle. Denunció que ahora funcionarios del Cicpc le hacen seguimiento a la familia e indicó que acudirá al Ministerio Público para pedir una entrevista con la fiscal Luisa Ortega Díaz.

Presumiblemente el suceso habría sido grabado y el video será consignado en el Ministerio Público.

Una fuente reveló que la comisión de la División contra Homicidios llegó a la calle Las Luces luego de hacer un rastreo telefónico relacionado con el secuestro de un GNB y la sargento II de la Armada Edynés Mijares, de 23 años de edad, hecho ocurrido a finales de octubre pasado luego de salir de la Comandancia General de la Armada, en San Bernardino. El hombre fue liberado y el cadáver de la sargento fue hallado en el sector El Paují, Tacagua Vieja, autopista Caracas-La Guaira.