• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Sebin investiga caso de detenido en Bulgaria

La policía política indagará sobre el origen del dinero | Foto EFE / Archivo

El caso de Antonini Wilson en el aeropuerto de Buenos Aires es uno de los antecedentes | Foto EFE / Archivo

Un venezolano fue descubierto en el aeropuerto internacional de Sofía con 407.000 euros no declarados

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Agentes del Servicio Bolivariano de Inteligencia fueron comisionados para investigar el origen de la fortuna incautada a un venezolano en el aeropuerto de Sofía, Bulgaria, el miércoles.

El hombre, cuya identidad no ha sido revelada por las autoridades europeas, fue apresado pues intentaba entrar a ese país con 407.000 euros que no había declarado ante las autoridades aduaneras.

El individuo había salido del aeropuerto internacional de Maiquetía e hizo escala en Madrid, antes de llegar a la capital búlgara.

La información divulgada por la agencia de prensa de Sofía indica que el caso fue asumido por el despacho antidrogas de la policía aduanera búlgara. Inicialmente fue catalogado como una “infracción”.

Una fuente policial en Venezuela informó que el caso fue transferido el jueves directamente a la policía política, con la finalidad de indagar sobre el origen del dinero cuyo hallazgo coincide con la presencia de una delegación oficial de 20 levantadores de pesas en Bulgaria, que permanecen desde el 12 de septiembre en un campamento de entrenamiento con el auspicio del Ministerio del Deporte. La actividad duraría dos meses.


Antecedentes. Este caso se asemeja a otros dos episodios durante los últimos años. Ambos involucran a funcionarios gubernamentales.

En diciembre de 2004 fue detenido en Opa Locka, Estados Unidos, Jesús Bermúdez, ex viceministro de Finanzas y ex director de la CVG, con 40.000 dólares en efectivo que no había declarado ante las autoridades.

En agosto de 2007 el empresario Guido Antonini fue detenido en el aeropuerto de Ezeiza, Buenos Aires, cuando intentaba entrar a Argentina con 789.000 dólares. Las averiguaciones posteriores determinaron que el dinero salió de Pdvsa e iba a la campaña electoral de Cristina Fernández.

El FBI grabó a funcionarios de la Disip (actual Sebin) cuando intentaban convencer a Antonini que no testificara sobre el caso.