• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Sala de autopsias inundada de aguas servidas

Meléndez inspeccionó la morgue en noviembre | Foto Archivo El Nacional

Meléndez inspeccionó la morgue en noviembre | Foto Archivo El Nacional

Personal de la medicatura forense de Bello Monte denunció las malas condiciones de trabajo

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios que trabajan en la morgue de Bello Monte —que pasó a ser parte del Servicio Nacional de Medicina y Ciencias Forenses, adscrito del Ministerio del Interior y Justicia— manifestaron su descontento por irregularidades en el funcionamiento de la medicatura forense.

Personal de esa dependencia tuvo que utilizar botas para ingresar ayer a la sala de autopsias, ubicada en el sótano de esa sede, pues estaba inundada por aguas servidas.

Un funcionario dijo que la situación es una fuente de contaminación y agregó que algunos cadáveres fueron ubicados en una parte elevada para que no se contaminaran. Se conoció que el personal de la policía judicial que se presentó en el lugar para reconocer el cuerpo del inspector agregado asesinado en La Vega, no pudo ingresar. Esta es la segunda denuncia que hacen los trabajadores de la morgue de Bello Monte en menos de dos meses.

A principios de noviembre Carmen Meléndez, ministra de Interior y Justicia, visitó la medicatura forense. Ese día el personal se quejó porque 10 odontólogos y antropólogos fueron enviados a la morgue del hospital Pérez Carreño para identificar 42 cadáveres, debido a la falta de patólogos en ese centro asistencial.

En esa inspección Meléndez aseguró que la medicatura forense de Caracas está en buenas condiciones y anunció que próximamente abrirían otra morgue en El Llanito. El equipo de prensa del ministerio envió fotos del recorrido por la medicatura en las que se ven camillas de autopsia, sin estrenar, e instalaciones relucientes.

Una de las inquietudes del personal que allí labora es que no han visto a Ángel Alberto Espidel Aguilar, actual director designado en agosto. Extraoficialmente se supo que el funcionario podría ser sustituido por Ricardo Cova, director de la morgue del hospital Victorino Santaella de Los Teques.