• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Alcohol Antioqueño venezolano se defiende tras muerte de Yukpas

Recorrido en las comunidades Yukpas, ubicadas en la Sierra de Perijá, estado Zulia | RAUL ROMERO

Recorrido en las comunidades Yukpas, ubicadas en la Sierra de Perijá, estado Zulia | RAUL ROMERO

Carlos Torrealba, gerente de marca de Inversiones MCDA quien distribuye el licor venezolano, indicó que las botellas que se encontraron en el sitio eran las del producto colombiano adulterado

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Tras la muerte de ocho Yukpas en el estado Zulia, por la supuesta ingesta de alcohol adulterado, la marca del alcohol Antioqueño que se produce en Venezuela salió en defensa de su producto, debido a la confusión que se produce por la existencia del licor con el mismo nombre que se fabrica en Colombia.

Carlos Torrealba, gerente de marca de Inversiones MCDA quien distribuye el licor venezolano, indicó que las botellas que se encontraron en el sitio eran las del producto colombiano adulterado.

"Tanto el producto colombiano, como el hecho en Venezuela, tienen condiciones legales de consumo óptimas. No vamos a pelear contra los colombianos. El problema es que esas botellas fueron adulteradas, eso es lo que nos está afectando: contrabando y adulteración", manifestó.

El gerente agregó que la única forma de que entre el Antioqueño colombiano es que lo haga el dueño de la marca, en este momento ingresa a Venezuela por el contrabando desde la frontera.

Torrealba indicó que hay varias diferencias entre ambas presentaciones, empezando porque el colombiano dice "Hecho en Colombia", la botella es en forma de guitarra y es de tapa roja. El venezolano es de botella cuadrada, se identifica con el "Hecho en Venezuela" y es de tapa blanca.

El Antioqueño hecho en Colombia se identifica con el nombre de Aguardiente, mientras que el nacional dice "bebida espirituosa".

"La gente cree que es el mismo y tienen miedo, sobretodo aquellas personas a quienes le vendemos. Es por eso que identificamos los factores que podíamos controlar ante esta situación: producción y distribución. Paramos la producción evitando que la Guardia Nacional pudiera decomisar uno de los camiones que distribuye", explicó.

Una de las medidas de seguridad que ha adoptado la producción venezolana del licor es la colocación de dos tapas en las botellas. La primera de ellas al abrir el producto se desecha al quedar aislada y conserva una segunda de color rojo.