• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Robo de ganado en Barlovento repunta por crisis de abastecimiento

Almarai cuenta con 1 millón de vacas en Arabia Saudita, país de 30 millones de habitantes. | Foto: Getty

Ganado| Foto: Getty (referencial)

La policía local tiene identificadas tres organizaciones que incursionan en ese delito y que también se dedican al robo, la extorsión y el secuestro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde el 8 de junio Luis Pardo González (nombre ficticio para proteger su identidad) no ha querido regresar a su casa y está refugiado con su esposa y dos hijos en casa de familiares en Caracas. Él es propietario de una hacienda en el sector Lomas de Curiepe, en el municipio Brión del estado Miranda. El miedo a ser víctima del hampa otra vez le impide regresar. 

El 7 de junio a las 5:30 pm estaba con un sobrino en su hacienda. Veían televisión, y escucharon ruidos. Cuando se acercó a la entrada de la propiedad siete hombres encapuchados y con armas largas lo obligaron a entrar. “Nos dijeron que nos arrodilláramos, nos maniataron y  amordazaron. Nos decían que si nos atrevíamos a gritar, iban a asesinarnos. Tenía 10 vacas. Delante de nosotros sacrificaron las reses y las montaron en un camión. Hasta ahora los delincuentes no han sido capturados y me quedé sin fuente de ingresos para mantener a mi familia”, expresó Pardo. 

El productor agropecuario tiene un negocio de reses beneficiadas, pero con el robo del que fue víctima quedó en la ruina. “Les pagaba la universidad a mis hijos y mantenía a mi esposa. De la noche a la mañana quedé sin nada. No tengo el capital. El costo de una res supera el millón de bolívares y vivía prácticamente al día porque tenía muchos gastos. No he podido dormir, pues tengo grabadas en la mente las amenazas de esos hombres y vivo con la angustia de no saber cómo pagar las deudas. Pudiera pedir un préstamo, pero no tengo dinero para cancelar los giros. Estoy desesperado y atado de pies y manos”. 

La experiencia vivida por Pardo es similar a la que han sufrido otros ganaderos en los últimos 5 meses. En este tiempo se ha registrado un repunte en el robo de ganado que ha dejado en la quiebra a cerca de 200 miembros de ese sector. “Grupos armados, integrados por entre 6 y 15 hombres, irrumpen en las fincas que se encuentran alejadas de los poblados para robar las reses. En la mayoría de los casos las sacrifican para vender los cortes de carne en los caseríos donde se reporta escasez de ese producto. El kilo es ofrecido entre 1.500 y 2.000 bolívares. Las bandas organizadas se aprovechan de la crisis de abastecimiento para beneficiarse. Esa actividad delictiva les resulta menos riesgosa que secuestrar a empresarios y dueños de fincas, además de que se lucran porque ahora la carne es un producto tan preciado como el oro”, señaló un representante del gremio de los ganaderos. 

Anteriormente los robos de ganado en la región ocurrían esporádicamente. “Anualmente había 3. Ahora semanalmente se reciben entre 2 y 3 denuncias de sustracción de reses a productores pecuarios. Al mes suman un promedio de 12 denuncias. Sin embargo, esos reclamos no son formulados a los cuerpos de seguridad, cuyos funcionarios manejan solo los casos de aquellos que se atreven a declarar.  Las víctimas de los robos se abstienen de denunciar por miedo porque las bandas los amenazan, saben dónde viven; y si no acatan sus instrucciones, pueden arremeter contra ellos o contra los trabajadores que cuidan las haciendas”, dijo la fuente. 

La semana pasada, con el mismo modus operandi, otros 6 hombres irrumpieron en 2 fincas del sector Las Lomas y en La Guapa. Se llevaron 20 reses, pero los involucrados fueron detenidos por funcionarios de la Policía de Brión cuando arriaban el ganado. 
 
Arrase en criaderos. Los asaltos se cometen no solo contra los ganaderos, sino que también se ha extendido a criaderos de porcinos. En las últimas 2 semanas han registrado 3 asaltos a cochineras en la vía que comunica Tacarigua con Higuerote. La semana pasada 6 hombres que viajaban en moto y otros 2 en un camión llegaron a uno de esos establecimientos. Sometieron a los encargados y se llevaron 15 cerdos pequeños, que posteriormente sacrificaron.

“Los hombres se llevaron objetos de valor del negocio y hasta el alimento de los animales fue sustraído. Los responsables no han sido capturados”, dijo Gonzalo Monteverde, uno de los afectados. 

El hampa también ha penetrado en granjas para llevarse huevos y gallinas ponedoras.

“En los últimos 2 meses han sido saqueadas 5 granjas en los municipios Eulalia Buroz y Brión. Los cartones de huevos son ofrecidos en las comunidades más deprimidas entre 1.000 y 1.500 bolívares, depende de la cantidad”, refirió José Subero, representante del sector Avícola de la región de Barlovento. 

El criminólogo Javier Gorriño destacó que la impunidad ha favorecido ese tipo de delito. Solo 2% de esos robos son resueltos porque las denuncias son pocas y, por lo general, las fincas se encuentran en zonas aisladas de los sectores poblados y hay vías de escape que facilitan la evasión de grupos delictivos. “Se debe hacer un trabajo de inteligencia para agilizar las capturas de los involucrados, que por lo general viven en esas zonas”. 

Grupos que azotan a ganaderos

El comisionado agregado Jaime Rojas Flores, director de la Policía de Brión, informó que levantan un censo de las fincas de la jurisdicción, las que tienen ganado y las que no, para prestarles apoyo de custodia. También precisan las horas y las características de los ataques con el fin de aprehender a los responsables.

Hasta ahora han identificado tres organizaciones delictivas dedicadas al robo de ganado y granjas, y que también se llevan insumos para la cría de animales. 

√ La banda de Sotillo. Integrada por 60 hombres que usan armas largas y amedrentan con explosivos a sus víctimas. La organización, cuyo cabecilla es Gregory Tongolo, opera en los sectores Belén, La Defensa y  calle Madrid de Sotillo. Varios de sus miembros provienen de las poblaciones de Caucagua y San José. Dos de sus integrantes murieron en enfrentamientos con Polibrión y el Cicpc. 

√ La banda de Birongo. Es dirigida por alias el Collono y la integran 30 hombres involucrados en homicidios, extorsión y robo de vehículos. Opera en Curiepe, Tacarigüita y Capaya. 

√ La banda de Tacarigüita. Integrada por 15 hombres que están bajo las órdenes de Iván Monterola, que tiene antecedentes por homicidios en la región. Se dedica al robo, extorsión y secuestro.