• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

El dopaje de Río Negro desentrañó red de casas de apuestas ilegales

Entre los detenidos hay personas con antecedentes por el mismo delito y representantes de stud y casas de juego

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Desde que doparon al purasangre estrella de La Rinconada, Río Negro, su entrenador Ramón García no confía ni en su sombra. Al hablar mira hacia los alrededores como si esperase un ataque súbito. Sabe que la detención de nueve personas integrantes de una red de dopadores de caballos apenas removió una pequeña parte de una organización que, según la policía judicial, opera en todos los hipódromos del país.

Las investigaciones comenzaron formalmente el miércoles 19 de junio cuando se constató que el purasangre, de cuatro años de edad, recibió inyecciones de Kenacort, un esteroide que ocasiona pérdida de peso y merma en la capacidad atlética del ejemplar, así como también un sedante llamado clorpromazina.

García cree que estas sustancias fueron suministradas al caballo entre el viernes 13 y el sábado 14. El jueves de esa semana lo habían inscrito para correr el clásico Ejército Bolivariano de Venezuela, junto a otros seis ejemplares. Desde ese momento se había erigido en gran favorito, y al mismo tiempo en dolor de cabeza para las casas de apuestas ilegales.

Cuando las sustancias surtieron efecto, García se percató de que el caballo jadeaba y orinaba en forma incesante tras el entrenamiento matutino. Llamó a un veterinario del hipódromo y luego de examinarlo se acordó su retiro de la justa.

“Un caballo como este sale una vez cada 10 años. En mi caso es la primera vez que tengo uno de esta calidad. Y me le hacen esto. De haber corrido quedaba muerto”, expresó. Al día siguiente, el jueves 20 de junio, Antonio "Potro" Álvarez, ministro del Deporte se presentó de improviso en la caballeriza 28 en la que trabaja García, y le advirtió que apresarían a todos los implicados en este caso.


Interrogatorios en masa

La denuncia sobre el dopaje de Río Negro fue realizada por la directiva del Instituto Nacional de Hipódromos. Desde ese momento, la División contra la Delincuencia Organizada se instaló prácticamente en la caballeriza. Entrevistaron a José Carlos Gómez, dueño del purasangre, a García y a los 30 trabajadores de la instalación. También tomaron muestras de sangre y orina al ejemplar.

Para llegar a la caballeriza es necesario trasponer dos puntos de control. Uno de ellos a cargo de militares. En el sitio donde están los caballos el paso de personas es incesante. Las caras desconocidas son detectadas con prontitud. Por eso las primeras sospechas recayeron sobre aquellos que frecuentan la caballeriza.

La primera detención fue el 1° de agosto en el edificio Marina en Los Frailes de Catia. Los detectives apresaron a Luis José Cárdenas Uban, de 38 años de edad, conocido como Menor. De todos los investigados fue el único con antecedentes por el mismo delito que cometieron contra Río Negro. La averiguación fue en 2007 por el suministro de psicotrópicos a un caballo en el hipódromo Rancho Alegre en Bolívar. En el inmueble hallaron ampollas de las sustancias suministradas al purasangre, así como inyectadoras.

Posteriormente los agentes allanaron el local El Rincón de Agkey, en el que apresaron a Edgar Pacheco alias Negro y a Jesús Pacheco, apodado Pachequín.

Luego visitaron los centros de apuestas Luxor Sport Book en el Centro Comercial Ciudad Tamanaco, en Chuao, y La Jockette, en Altamira. Apresaron a Fernando Da Silva, Larry Azuaje, Sodiac Ortiz, Eduardo Henríquez, Aires Guédez y Rony Jak el Asmar Duarte. Ortiz tenía registros por robo y porte ilícito de armas. Rony el Asmar es representante de un stud o equipo de caballos con presencia en los hipódromos de Valencia y Maracaibo.


Ataques a favoritos

En Venezuela existen 1.300 centros hípicos de apuestas legalmente registrados y 36 oficinas de juego del Instituto Nacional de Hipódromos. Dos fuentes ligadas a la investigación explicaron que las bancas suizas u “oficinas” operan bajo la fachada de centros hípicos, a veces en áreas reservadas de esos mismos locales.

El atractivo de estas bancas es que ofrecen, por lo menos, 3 o 4 bolívares adicionales a la cotización del ejemplar favorito. En otros términos, si la apuesta a ganador ofrece 8 bolívares por cada 5 apostados en el INH, la “oficina” da 11 bolívares por jugada.

Un caballo como Río Negro, en condiciones normales, sería una pérdida segura de millones de bolívares para las casas de apuestas ilegales. De allí que intentaran por todos los medios sacarlo de la carrera.

Los centros de apuestas operan básicamente con computadoras y teléfonos. Entre las evidencias incautadas por el Cicpc hay 57 aparatos de comunicaciones y 4 computadoras. Los primeros análisis de las llamadas efectuadas por los implicados detectaron relaciones con 20 entrenadores, al menos, y numerosos empleados de caballerizas.

Río Negro no es el primer caballo dopado en el hipódromo. En septiembre de 2013 fue reportado un ataque al caballo Comediante. En febrero de este año los delincuentes mataron a Miss Sherezade de una sobredosis, por lo que su propietario Alfonso Delgado anunció su retiro de la actividad hípica. Estos han sido casos notables, pero las arremetidas en vísperas de carreras ordinarias son frecuentes. Ahora, con lo que le sucedió a Río Negro su entrenador también evalúa irse del país.


Revisar casos anteriores

El juez Cuarto de Control del área metropolitana decidió que los 9 implicados deberían esperar juicio recluidos en la Penitenciaría General de Venezuela.

La Asociación de Propietarios de la Rinconada emitió un comunicado para calificar esta decisión como un “importante logro que beneficia y da pulcritud al espectáculo hípico”.

El representante de esta sociedad, Hugo Albarrán, comentó que este grupo venía operando especialmente en el óvalo de Coche y recomendó a los investigadores revisar los vínculos de este grupo con eventos anteriores de dopaje.