• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Revisan videos para identificar a homicidas del polisucre

Le dieron 2 tiros para robarle su arma de fuego personal. Durante 2012 han asesinado a 92 policías en la Gran Caracas

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas están analizando los videos de las cámaras de seguridad de varios locales comerciales adyacentes al lugar donde mataron a Sting Hernández López, de 23 años de edad, oficial de Polisucre, quien fue asesinado el jueves a las 9:30 pm en la calle A con calle 2 de Los Ruices, a 50 metros de la estación del Metro de Los Cortijos.

La información la dio a conocer el comisario Manuel Furelos, director de Polisucre, quien aseguró que Hernández es el quinto agente de ese cuerpo policial que es asesinado en 2012.

Furelos deploró la situación de indefensión de los policías del país ante los ataques de la delincuencia y recordó que hace un par de meses dos de sus oficiales fueron atacados dentro de un módulo cuando montaban una guardia nocturna en Los Dos Caminos.

Hernández recibió un tiro en la mano y otro en el pecho después de haber dejado a una amiga en la estación del Metro. Supuestamente dos vehículos le salieron al paso, uno negro y otro rojo, del cual descendieron dos hombres armados que dispararon contra el policía y le robaron un arma de fuego Beretta 9 mm.

Sting Hernández se desplazaba en una moto Suzuki VStrom, color gris, pero los delincuentes no pudieron llevársela. Extraoficialmente se supo que logró repeler la acción de los delincuentes y les disparó, y logró herir a uno de ellos en una pierna.

Un grupo de funcionarios de Polisucre que se encontraba cerca del lugar de los hechos lograron auxiliar al Hernández y lo trasladaron hasta la Policlínica Metropolitana, centro asistencial al que llegó muerto.

Sting Hernández López tenía tres años dentro de las filas de Polisucre. Anteriormente estuvo en la Policía Metropolitana. Vivía en Maca, en Petare.

Jesús López, tío de la víctima, acudió a la morgue de Bello Monte para retirar el cadáver. Dijo que su sobrino era el mayor de tres hermanos.

“Él es sólo otro funcionario caído; su mamá es otra madre que pierde un hijo y nosotros somos sólo una familia más enlutada por la delincuencia”, expresó el familiar mientras esperaba que le entregaran el cadáver, que fue signado bajo el número 381-11 correspondiente a la cifra de personas fallecidas violentamente que han sido ingresadas a la medicatura en noviembre.

Con la muerte del oficial asciende a 92 el número de policías que han sido asesinados en la Gran Caracas en 2012. El año pasado la cifra es de 84 agentes asesinados.

Comisiones del Cicpc que investigan el caso colectaron en el lugar siete conchas de balas 9mm, un pedazo de plomo y dos trozos de blindaje que presumen podrían ser de alguno de los dos vehículos en los que se desplazaban los homicidas de Sting Hernández López.

Hasta los momentos la única persona que ha declarado es la amiga del policía, quien relató a los investigadores que ella sólo escuchó los disparos y lo vio correr detrás de un carro negro. Posteriormente observó cuando cayó herido en el suelo.