• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Requisa extraordinaria en cárcel de Santa Ana

La GN tomó el recinto para detectar a delincuentes que desde las inmediaciones del penal intentan establecer contacto con pranes

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

1.500 funcionarios de la Guardia Nacional practicaron ayer en la mañana una requisa extraordinaria en varios pabellones del Centro Penitenciario de Occidente, en Santa Ana, Táchira, por instrucciones de la Vicepresidencia de la República y de los ministerios para el Servicio Penitenciario, Defensa e Interior y Justicia.

Juan Francisco Romero Figueroa, comandante general de la GN, señaló que los resultados del procedimiento se darían a conocer posteriormente. Sin embargo, indicó que los agentes no fueron recibidos con agrado por los presos del penal.

“Cuando llegamos, como siempre, ellos se mostraron renuentes a este tipo de requisa, aunque después entendieron”, dijo Figueroa. Señaló que los reclusos fueron ubicados en un área del penal bajo sometimiento mientras realizaban la requisa.

Romero Figueroa indicó, sobre el destino de los pranes, que no correspondía a la Guardia Nacional hacer traslados. Advirtió que ese componente no ha recibido instrucciones de remitir reos a otro centro carcelario.

Indicó además que el objetivo del despliegue militar en Santa Ana era detectar a delincuentes que desde las inmediaciones del penal intentan establecer contacto con reclusos y pranes.

El paso de vehículos fue cerrado a tres cuadras a la redonda. Incluso los residentes del área debían justificar el paso a las cercanías.

Presos heridos

La huelga de hambre en el centro penitenciario de San Agustín, en Falcón, continúa. Ayer, al menos siete presos que lideran esta huelga fueron llevados a áreas de aislamientos para desarticular las acciones de protestan que iniciaron los presos de este penal.

Se conoció que 1.200 reos del centro penitenciario estuvieron durante casi 10 horas en el techo del penal, de donde fueron bajados “a fuerza de plomo”, dijo un familiar.

Los policías dispararon, utilizaron perdigones de plástico y gases lacrimógenos, y al menos cinco presos están heridos. Los funcionarios reconocieron que algunos reos resultaron heridos, pero no dieron cifras.

Luego que los presos bajaron del techo, una comisión de la defensora del pueblo estuvo en el penal. 1.800 presos exigen la presencia de un defensor en derechos fundamentales, el Ministerio Público, la gobernadora Stella Lugo y la ministra Iris Varela para establecer una mesa de diálogo.