• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Remataron a hombre que era trasladado en ambulancia

Los tripulantes de la ambulancia fueron interceptados en Petare-Santa Lucía

Los tripulantes de la ambulancia fueron interceptados en Petare-Santa Lucía

Muertos adolescente de 14 años de edad  y el mototaxista que lo llevaba en sector El Placer, en El Guarataro

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Terry Jesús Lezama Rodríguez, de 21 años de edad, fue rematado a disparos el miércoles por un grupo armado que interceptó y luego irrumpió en la ambulancia que lo trasladaba desde los Valles del Tuy al Hospital de El Llanito.


En principio, Lezama Rodríguez recibió un tiro en la región lumbar derecha cuando estaba en la calle Francisco Espejo de los Valles del Tuy. Lo llevaron al Hospital Luis Razetti de la zona y allí lo refirieron al Hospital de El Llanito.


Cuando la ambulancia que lo llevaba a ese centro se desplazaba por el sector Villa Tatiana de la carretera Petare-Santa Lucía fue interceptada por un grupo de hombres armados y cuando el vehículo se detuvo los individuos bajaron de la unidad al conductor, de 53 años de edad, y al paramédico de 21 años.


Los hombres entraron a la ambulancia para rematar a tiros a Lezama Rodríguez.


En el tiroteo resultó herida Nancy Rodríguez, de 53 años de edad, que tiene un tiro en la cabeza. La llevaron al CDI del sector Macuto en esa misma vía. Presumen que la mujer sería familia de la víctima y lo acompañaba.


Oliver Jesús Vásquez, de 14 años de edad, estudiante de primer año en la escuela Técnica José de San Martín, fue ultimado de cinco tiros el miércoles a las 6:30 pm en el sector El Placer de El Guarataro, parroquia San Juan, junto con el motorizado que le dio la cola. Iban al sector La Acequia cuando fueron sorprendidos por varios motorizados.


Un afiliado a la línea de mototaxis llevó a Vásquez al Hospital Militar y avisó a la familia lo ocurrido. El adolescente era el tercero de cuatro hermanos, dijo José Campos, tío de la víctima.


Pedro Valladares, de 21 años de edad, es uno de los 10 cadáveres ingresados a la morgue entre miércoles y jueves. Lo ultimaron a tiros a 50 metros de su casa en el barrio La Dolorita de Petare cuando fue a comprar un refresco. Le robaron cadena de plata, reloj, zapatos y Blackberry. Era bachiller y padre de una bebé de 22 días de nacida.