• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Protestaron en Calabozo por asesinato de embarazada que fue secuestrada

Encontraron su cuerpo cuando cumplió diez días en cautiverio. Le dieron un tiro en la cabeza

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Habitantes de Calabozo, estado Guárico, amanecieron ayer indignados por la noticia sobre el desenlace fatal que tuvo el secuestro de una educadora de 23 años de edad que tenía siete meses de embarazo.

El cadáver de Adriana Carolina Serino López fue hallado el sábado a las 8:00 pm a orillas del río Sanarillo, en el estado Aragua, y fue levantado por agentes de la subdelegación Villa de Cura del Cicpc.

Habían transcurrido diez días desde que fue secuestrada por un grupo de desconocidos cuando ella entraba al núcleo de la Universidad Nacional Experimental Rómulo Gallegos, en la ciudad guariqueña.

Serino finalizaba estudios en Educación y daba clases en el liceo Rafael Loreto Loreto de esa ciudad. Su papá, Pedro Ernesto Serino, es propietario de una pequeña empresa de transporte. Poco después del secuestro, los captores exigieron a sus familiares el pago de 3 millones de bolívares. Serino, sin embargo, les indicó que no poseía esa cantidad. Al parecer, los hombres perdieron la paciencia y la mataron.

Rechazo. Serino murió cuando recibió un disparo en el lado izquierdo del cuello. El proyectil siguió una trayectoria ascendente y salió por el temporal derecho. También tenía excoriaciones en el brazo izquierdo, probablemente ocasionadas cuando la arrastraron.

La noticia se conoció en Calabozo el domingo al mediodía, una vez que se confirmó la identidad de la mujer.

El director de la radioemisora 94.5 FM, Leonardo Bracho, dijo que "mucha gente estuvo consternada".

A través de las redes sociales se convocó a la población para que vistiera de blanco en señal de luto y solidaridad con los deudos.

Luego de la misa, a las 9:00 am, fue trasladado el féretro al cementerio en el sector Misión Arriba. Mientras tanto, transportistas bloquearon con sus camiones los accesos a la población en forma esporádica.

También recorrieron las calles con lentitud, lo que generó embotellamiento.

Los compañeros de estudios de Serino también tomaron espontáneamente varios puntos de la población e hicieron pintas en los automóviles para exigir justicia. Tanto los padres como los abuelos de la mujer han residido en Calabozo.

Banda Los Violentos. En la policía judicial manejan la hipótesis de que los responsables de la muerte de Serino forman parte de la banda que ultimó a finales de septiembre a Rosa Emilia Gil de Burgos, de 76 años de edad, que fue secuestrada en El Sombrero. Estuvo desaparecida casi un mes.

El grupo es conocido en medios policiales como Los Violentos, debido a la predisposición de sus líderes para matar las personas que tienen en cautiverio. Se le atribuye además la autoría de los secuestros de Enrico Lavie Gabarelli ­de 60 años de edad, el 28 de agosto­ y el de Cristal Valentina González ­de 13 años, el 13 de septiembre­.

Esta organización se mueve entre Guárico y Aragua, donde plagiaron a Gabarelli. Algunos de sus miembros están presos en la Penitenciaría General de Venezuela. Otro miembro, Jesús Villarroel, fue ultimado por el Cicpc en Choroní.

Otro asesinato. En San Carlos, Cojedes, unos delincuentes mataron el sábado a José Pérez Farfán, de 29 años de edad, cuando llegaba a su casa en el barrio Quebrada Honda. Su esposa, Wilkellys Heredia Betancourt, de 18 años y 6 meses de gestación, salió al escuchar los disparos y la secuestraron.

El domingo hallaron su cuerpo detrás del estadio del barrio Andrés Eloy Blanco. Presentaba signos de tortura e impactos de bala.