• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

En Propatria protestaron por crimen de comerciante

La policía acudió al centro comercial para controlar la protesta | Foto Cortesía @mmorin

La policía acudió al centro comercial para controlar la protesta | Foto Cortesía @mmorin

Yolbert Gil fue atacado en su local por dos hombres y una mujer que le dieron un tiro en el corazón para robar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Comerciantes, vecinos, familiares y amigos de Yolbert José Gil López, de 38 años de edad, dueño de la tienda Only Two, C. A., ubicada en el segundo nivel del centro comercial Propatria, protestaron en todos los accesos al mall porque lo mataron de un tiro en el corazón en su negocio el jueves a las 5:45 pm.

Gil López estaba en la tienda cuando entraron dos hombres y una mujer para cometer un robo y él se resistió, enfrentó a los delincuentes a golpes, pero ellos lo derribaron al piso y le dispararon. Comerciantes lo llevaron al hospital Pérez Carreño, donde ingresó muerto. Los homicidas cargaron con el dinero de la caja, franelas y bolsos deportivos importados.

Gil López fue funcionario de Polibaruta y tenía 9 años con ese negocio. Era padre de dos niños de 3 y 5 años de edad y fue campeón de tiro al blanco. Recientemente regresó de Puerto Rico con un trofeo y tenía pautado viajar al exterior el lunes 27 de este mes para representar al país en otra competencia.

“Queremos seguridad porque han matado a tantos jóvenes inocentes. Hay que encomendarse a Dios”, dijo María Elena García, tía del comerciante.

El Cicpc inició las pesquisas y los investigadores colectaron el video de Only Two, así como los de otros negocios del mall para determinar si los homicidas fueron grabados.

La manifestación. Ayer en la mañana todos los accesos al centro comercial Propatria fueron cerrados en protesta por el homicidio de Yolbert José Gil López. Dos veces había sido víctima del hampa: una vez lo dejaron atado en el local y en otra ocasión lo robaron en su casa.

Los manifestantes se quejaron de la inseguridad que hay en el mall, y porque constantemente los roban y los dejan maniatados. Denunciaron que no hay resguardo aunque pagan 3.000 bolívares de condominio y que los vigilantes no pueden defenderlos porque no portan armas de fuego.