• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

“Primero disparan y después preguntan”

En la calle Los Alpes de El Cementerio fueron capturados por una comisión de la PNB Jhoarle Miguel | Foto Raúl Romero

En la calle Los Alpes de El Cementerio fueron capturados por una comisión de la PNB Jhoarle Miguel | Foto Raúl Romero

En El Cementerio fue aprehendido un hombre vinculado con el asesinato de un funcionario del Sebin, ocurrido en el sector Mata de Caucho de la Cota 905

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El jueves fueron ultimados ocho delincuentes en cuatro supuestos enfrentamientos con comisiones del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Cuatro murieron en la Cota 905, dos en La Vega, uno en Macarao y uno en el sector La Charneca de San Agustín del Sur.

Los presuntos hampones que murieron en la Cota 905 se trasladaban en dos motos. Al verlos en actitud sospechosa, los funcionarios les dieron la voz de alto, pero los hombres no se detuvieron y atacaron a tiros a la comisión.

Trascendió que se desplazaban desde Montalbán hacia la Cota 905 donde murieron luego del enfrentamiento con funcionarios de la División contra Robo y Hurto de Vehículos del Cicpc. El hecho ocurrió el jueves a las 9:00 pm.

José Sierralta, director nacional del Cicpc, informó en su cuenta en Twitter @jsierraltacicpc el jueves en la noche que unidades élite del Cicpc desplegadas en toda Caracas “acorralan a las bandas criminales de secuestradores. Hasta ahora cuatro hampones, durante el intenso intercambio de disparos, han muerto”.

El Ministerio Público comisionó al fiscal 29º del área metropolitana de Caracas, Ramón Fernández, para investigar la muerte de esos cuatro hombres.
El mismo jueves, pero a las 6:00 am, hubo un enfrentamiento entre funcionarios de la División contra Robos de la policía científica y dos delincuentes. El hecho ocurrió en la calle Independencia de La Vega cuando los agentes acudieron al sector para practicar una orden de aprehensión relacionada con el robo a un inspector, pero fueron sorprendidos por estos hombres que atacaron a la comisión a tiros. Fueron trasladados al Hospital Miguel Pérez Carreño, donde horas más tarde murieron. Quedaron identificados como Ángelo Delgado Angulo y Pablo De Jesús Gordona Pino.

Mientras que en Macarao murió Ángel Luis Chirinos, de 24 años de edad, alias “el Rascacha” quien, según versión policial, se enfrentó contra el Cicpc en las inmediaciones de un taller mecánico en el sector La Sosa de Macarao, el jueves a las 3:00 pm.

Fuentes policiales aseguran que el joven estaba bajo régimen de presentación ante un tribunal de Control del Área Metropolitana de Caracas y era investigado por homicidio.

Sin embargo, Nair Linares, tía de Chirinos, dijo en la morgue de Bello Monte que su sobrino no era ningún delincuente como señala la policía. “Él trabajaba montando tarimas en eventos y en un taller mecánico de motos que queda en la zona”.

Indicó que cuando ocurrió el hecho el muchacho estaba en su casa almorzando y los funcionarios ingresaron a la vivienda en la que se encontraba un vecino y la cuñada de Chirinos, a quienes amarraron, y luego procedieron a dispararle varias veces al joven. “Los policías primero disparan y después preguntan”, se quejó la señora.

Ese mismo día, en el sector La Charneca de San Agustín del Sur, fue ultimado un presunto delincuente identificado como Wilfred Alí Escobar, de 22 años de edad, quien supuestamente portaba un revólver calibre 38.

Desde el miércoles hasta el viernes fueron ultimados por el Cicpc 20 hombres –señalados como delincuentes por las autoridades– en Caracas y Miranda.

Detenidos supuestos homicidas
 
En la calle Los Alpes de El Cementerio fueron capturados por una comisión de la PNB Jhoarle Miguel Rodríguez Linares y Yonvider José Arana Castañeda, quienes supuestamente pertenecen a una banda que opera en sectores de la Cota 905, La Quinta y La Montañita. Ambos poseían identificación falsa. Arana es acusado de la muerte del funcionario del Sebin Frank Morillo, ocurrido en el sector Mata de Caucho de la Cota 905; mientras que a Rodríguez lo vinculan con el asesinato de Jhohanser Peña, quien era comerciante.