• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Presos en sedes del Cicpc duermen en el suelo

Las pesquisas se mantienen en la zona para capturar a los autores de la muerte de 11 personas en una finca el martes | Foto Archivo El Nacional

Foto Archivo El Nacional

Los familiares envían los alimentos para los detenidos. En algunas sedes no les proveen agua potable

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

En una transversal de Montalbán, frente al centro comercial Uslar, las detenidas por agentes de la subdelegación La Vega de la policía judicial deben permanecer día y noche esposadas a una silla de metal ubicada en un pasillo. El mismo trato reciben los adolescentes.

La casa fue habilitada como sede policial luego de que los colectivos que operan en La Vega tomaron las instalaciones de la antigua subdelegación, que operaba en la planta baja del bloque 2 en esa parroquia.

Un informe remitido a la superioridad por la jefa de la subdelegación, comisaria jefe Ilda Briceño, indica además que los hombres detenidos permanecen donde anteriormente había un cubículo. El único baño disponible lo usan ellos y los funcionarios.

La situación en las otras ocho subdelegaciones del Distrito Capital no es mucho mejor. Por ejemplo, en siete de ellas los detenidos deben dormir en el suelo sobre colchonetas que llevan los familiares. Algunos afortunados aprovechan algunos barrotes o alcayatas para colgar hamacas.

En todas las sedes, la alimentación de los detenidos corre por cuenta de los familiares. Uno de los artículos más preciados es el botellón de agua potable, pues los reclusos no tienen acceso a ella en siete de las nueve sedes.

Los jefes de subdelegaciones remitieron a la central el primer avance de los informes sobre las condiciones donde permanecen los detenidos. En seis de las nueve instalaciones, los detenidos permanecen en espacios que inicialmente no fueron diseñados para tal fin. En Caricuao, por ejemplo, utilizaron el sitio donde antes estaba el archivo de expedientes. Allí, como en La Vega, no hay lugar para mujeres ni adolescentes.

En Simón Rodríguez los detenidos están en la mitad de un pasillo, a la vista de los funcionarios y también de personas ajenas al ente. Allí el hacinamiento era de 80% para la primera semana de marzo. En El Llanito es de 150% en la celda para hombres.

El informe en su versión final será remitido al Ministerio para el Servicio Penitenciario, donde fue activada una oficina de enlace con el Cicpc.