• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Piden a Fiscalía investigar asesinato en Panamá

Fachada del Ministerio Público | Archivo El Nacional

Fachada del Ministerio Público | Archivo El Nacional

Sergio Andrés Schael Medina iba a cobrar una deuda en dólares. Era nieto del expresidente Isaías Medina Angarita

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El Ministerio Público inició las actuaciones para involucrarse en las pesquisas relacionadas con el asesinato de un venezolano en Ciudad de Panamá, que ocurrió el 11 de diciembre de 2013.

La víctima fue identificada como Sergio Andrés Schael Medina, de 33 años de edad, nieto del expresidente Isaías Medina Angarita, y sus restos fueron encontrados en una zona boscosa al margen de una vía en el sector Juan Pablo II de la capital panameña.

Su padre, Francisco Schael, aseguró en una comparecencia ante la Fiscalía en Caracas que la muerte se originó por sicariato.

Schael Medina viajó a Panamá el 8 de diciembre para cobrar una deuda de 40.000 dólares que por más de un año había mantenido Juan Carlos Monis Ayala con él y otros acreedores.

Un día antes del supuesto sicariato la víctima se presentó en la residencia de Luis Román Fermín, persona vinculada con Monis Ayala, para cobrar la deuda, relató su padre. Según testigos Monis Ayala comunicó a Schael por teléfono con su deudor y acordaron que se verían a las 3:00 pm del día siguiente en un edificio de la zona financiera de Panamá.

Schael Medina estuvo en el mencionado edificio, según consta en evidencias fotográficas recabadas por los familiares. Su cuerpo fue hallado un día después. Tenía un tiro en el pecho y signos de tortura.

"Este es un crimen que policialmente tiene todos los elementos para haber sido resuelto desde el principio. Quedó registrado que antes de que llegara mi hijo subieron cuatro hombres a ese mismo piso, que entregaron identificaciones falsas en la recepción. Se verificó que la camioneta de Román Fermín, que estaba en el estacionamiento de esa torre, salió a toda prisa justo después de que los individuos abandonaron el edificio. Desde entonces no ha vuelto a su oficina. Además, quedaron rastros de sangre en la oficina en la que supuestamente se efectuaría el pago", dijo.

A su juicio, los cuatro sicarios fueron contratados la víspera de la muerte.

Venezuela. Registros recabados durante las pesquisas indican que Monis Ayala es director de una empresa en Panamá, que a su vez está vinculada a una sociedad de corretaje de valores con sede en Caracas.

El padre de la víctima señaló que por tratarse de un crimen cometido contra un venezolano la denuncia ya fue presentada ante el Ministerio Público.