• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Personas del entorno estarían vinculadas con homicidios de ancianos

Adultos mayores requieren de lugares constantemente monitoreados y con vigilancia electrónica | Foto Nelson Castro / Archivo

Adultos mayores requieren de lugares constantemente monitoreados y con vigilancia electrónica | Foto Nelson Castro / Archivo

Delincuentes perciben a las personas de la tercera edad como un blanco fácil para robar

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Solitarios y con menor capacidad de respuesta, las personas de la tercera edad están propensas a ser víctimas de la delincuencia, de acuerdo con el director de la División contra Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas. Este año se han reportado cuatro casos de ancianos que fueron asesinados dentro de sus viviendas, presuntamente para robarlos. “Una persona septuagenaria no puede luchar contra un hombre de 20 o 25 años”, dijo el comisario.

Agregó que en la mayoría de los casos el móvil es el robo y puede ser realizado por personas que conocen la rutina de la víctima. “Es posible que el personal que presta servicio de limpieza, jardinería, plomería esté vinculado con bandas delictivas. Pasan el dato y luego sorprenden a la víctima”.

El último caso conocido ocurrió el domingo pasado en La California Norte, cuando un amigo de Manuel Boedo Curras, de 84 años de edad, lo encontró en su casa amarrado a una silla, sin vida. El criminólogo Javier Gorriño indicó que debido al delicado estado de salud de las personas de la tercera edad, un golpe o el sobresalto del robo puede matarlos.

Giomar Chacín de Duarte, de 75 años de edad, fue localizada el 11 de diciembre en la habitación de servicio de una quinta en la calle El Limón, El Cafetal, con un golpe y dos cuchilladas en la cabeza. El Cicpc maneja la hipótesis del robo. “Son buscados porque el delincuente cree que pueden guardar joyas u objetos de gran valor”,explicó Gorriño.

El mismo móvil se maneja en la muerte de Arístides Perdomo, de 72 años de edad, quien fue encontrado con ocho puñaladas en el cuello en La Vega, el 24 de noviembre. Los homicidas le robaron las utilidades obtenidas por la pensión del Seguro Social.

El 16 de julio, Yolanda Carvajal Barrios, de 89 años de edad, fue hallada sin vida por funcionarios de los Bomberos del Distrito Capital dentro de su residencia, ubicada en la urbanización Prados del Este. La mujer tenía lesiones causadas por ahorcamiento.

Gorriño mencionó que pese a que no es un delito nuevo, la frecuencia con la que se han registrado los asesinatos es un tema alarmante. “La reiteración con la que se dan los casos tiene que ver con la impunidad. Los delincuentes perciben que no hay riesgos, pues hasta el momento no hay pistas sobre los culpables de los crímenes”, aseguró Gorriño.


Recomendaciones. El comisario del Cicpc, Daniel Álvarez, aconsejó a los familiares de personas de la tercera edad a mantener contacto permanente con ellos, ya sea presencial o a través del teléfono; así como tomar el mando de la contratación del personal doméstico y monitorear el desempeño del empleado durante un tiempo.

También recomendó implementar en el hogar un circuito de cámaras que puedan controlarse a través de Internet. Otra herramienta tecnológica que puede prevenir que los ancianos sean víctimas del hampa es el uso de botones de emergencia. “Estos están conectados con las policías municipales y son útiles no solo por un tema de seguridad, sino también para casos de accidentes caseros y otras emergencias relacionadas con la salud de la persona”, añadió el criminólogo Javier Gorriño.


Pesquisa

S. G.

Debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo del contador Manuel Francisco Boedo Curras, de 84 años de edad, hallado el domingo en la noche en la quinta Chiquinquirá, calle Guanape, sector Güere-Güere, La California Norte, los investigadores del Cicpc presumen que su muerte ocurrió el miércoles pasado.

Esta conclusión se corresponde con la versión que dieron algunos vecinos, quienes dijeron que la última vez que lo vieron fue el 11 de diciembre, cuando salió a comprar el periódico.

Creen que el contador dejó entrar a su casa a una persona que iba a realizar un trabajo. También es posible que quien lo mató hubiese ido otras veces a la vivienda.

La inspección hecha a la casa determinó que está abandonada y deteriorada. Como los familiares no han llegado para declarar en el Cicpc, se desconoce si robaron algo, aunque ese es el móvil que manejan.

Se conoció que cuando la víctima ejercía como contador le ingresaba mucho dinero, pero al dejar esa labor y dedicarse a la corrección de tesis los ingresos bajaron.

La autopsia practicada a Boedo reveló que la muerte ocurrió por edema cerebral debido a un golpe en la cabeza y esto ocasionó fractura del hioides, hueso ubicado delante del cuello. Hasta ayer al mediodía el cadáver estaba en la morgue.  


LA CIFRA

4 personas de la tercera edad fueron asesinadas este año dentro de sus residencias, presuntamente para robarlas