• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Pedro Rangel: "A Toda Vida es una misión represiva y no preventiva"

Rangel considera que no hay sistematización en prevención | Foto William Dumont / Archivo

Rangel considera que no hay sistematización en prevención | Foto William Dumont / Archivo

Pedro Rangel, director de Incosec, cree que con prevención, rehabilitación y capacitación ciudadana se puede reducir el delito

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

El 10 de julio de 2012 fue oficializada la Misión A Toda Vida Venezuela con seis vértices de acción que abarcan la prevención, la convivencia para la seguridad ciudadana, el mejoramiento del sistema carcelario, el fortalecimiento de los cuerpos de seguridad, la atención a las víctimas y la transformación del sistema  judicial. Todos esos objetivos fueron considerados por el gobierno como parte de una política pública para disminuir los índices de inseguridad.

Sin embargo, en 2013 el programa social fue enfocado en la presencia policial y militar en la calle con planes como Patria Segura, Patrullaje Inteligente y Corredores Viales.

Pedro Rangel, director del Instituto de Convivencia y Seguridad Ciudadana, indica que el gobierno tiene una deuda con la prevención del delito, pues A Toda Vida solo ha trabajado el control y represión policial para atacar los altos índices de inseguridad. Ha sido represiva y no preventiva.

De acuerdo con los lineamientos de la misión, la prevención integral y la convivencia solidaria es el primero de los seis vértices. Tiene a su vez seis líneas estratégicas que incluyen la promoción de valores en el ámbito familiar, comunitario; la promoción de centros educativos, la creación de normas de convivencia, la prevención de accidentes de tránsito; la actuación adecuada ante emergencias; la inclusión juvenil en el área laboral; el control de armas y municiones; un sistema de prevención y control de consumo de drogas; y la promoción de proyectos para la convivencia solidaria.

Estos lineamientos deben abarcar la implementación de 24 medidas para alcanzarlos. Hasta la fecha, solo 6 fueron desarrolladas: una campaña para la convivencia, la instalación de un Observatorio de la Violencia, la inauguración de 1 de los 39 núcleos del Sistema de Orquestas Juveniles e Infantiles prometidos, el control de la venta de alcohol, la restricción del porte de armas, campañas para la destrucción masiva de armas y la promoción de actividades deportivas. Sin embargo, no hay información oficial sobre los resultados obtenidos.

Rangel considera que existe una falta de sistematización en las líneas estratégicas de prevención, y aseguró que esa es la principal deficiencia del programa gubernamental.

“No hay promoción ni información suficiente. Se hacen talleres y actividades en las comunidades que terminan disipándose porque no se continúan. Así solo estamos haciendo 25% del trabajo. De nada valen  los operativos policiales y que activemos la fuerza militar en la calle si estas acciones no van de la mano con la prevención, rehabilitación y capacitación al ciudadano ante situaciones de emergencia. Esos tres factores son importantes para abordar el problema desde la raíz”, aseveró.

Indicó que el programa plantea soluciones ajustadas a la realidad pero se quedaron en letra muerta, y considera urgente el cumplimiento de la política de control de armas y municiones y de desarme.

“Hay que desmotivar el porte de armas, hacer entender a la gente que estar armado es un riesgo, pues casi 57% de las personas que usan un arma son víctimas de ellas”, explicó.

Agregó que la promoción de los valores, la formación de docentes para abordar el tema de la violencia, la creación de un programa de empleo juvenil y la inserción escolar, así como la capacitación de los consejos comunales para la resolución pacífica de los conflictos son aspectos que el gobierno abandonó.