• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Pedirán a Fiscalía investigar muerte de dos personas

Vecinos del inmueble denunciaron que los funcionarios les robaron comida y objetos

Vecinos del inmueble denunciaron que los funcionarios les robaron comida y objetos

Las víctimas fueron un subgerente de una cadena de ferreterías y un adolescente. Ambos fueron ultimados por una comisión de orden público en un edificio de Sabana Grande

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de Carlos Emilio Rangel Sandoval, de 32 años de edad, subgerente de una tienda de una cadena de ferreterías localizada en Macaracuay, y del adolescente Cristopher David Galíndez Mogollón, de 15 años, denunciarán ante la Fiscalía y varias ONG el homicidio de ambos por una comisión de orden público de la Policía Nacional Bolivariana el martes en la noche, en el edificio Continental, avenida Los Jabillos de Sabana Grande.

Los denunciantes negaron que sus parientes hayan resultado muertos durante enfrentamientos, como afirmó la PNB en un boletín de prensa, en el cual indica que les incautaron una pistola y un revólver.

El martes, pasadas las 9:00 pm, Rangel Sandoval regresaba de sus labores y guardó su auto en un estacionamiento de la avenida Casanova. Cuando se dirigía al edificio Continental, donde vivía, oficiales de la PNB que caminaban pegados a la pared de la fachada lo atacaron a tiros. Uno de los proyectiles lo alcanzó en la espalda. Los policías lo llevaron al hospital Pérez Carreño. El adolescente, que salía del inmueble donde visitaba a su novia, también fue herido de un disparo en la espalda. Una vecina lo rescató y lo llevó a su apartamento. La herida sangraba y el herido pedía que lo llevaran a casa de su mamá.

Los funcionarios decidieron allanar los 18 pisos del edificio y le pidieron a la vecina que auxilió al adolescente que se los entregara. Lo sacaron y lo llevaron al hospital Periférico de Catia.

Al edificio llegaron comisiones de la Guardia Nacional Bolivariana y de Inteligencia de la PNB.

Vecinos del inmueble denunciaron que los funcionarios les robaron comida y objetos.

Rangel Sandoval, quien llevaba más de 10 años laborando en la tienda donde era subgerente, tenía año y medio de haber comprado un apartamento en el Continental, edificio expropiado donde vivía con su esposa María de los Ángeles Martínez y su bebé de 8 meses de nacido.

Los parientes del adolescente, el menor de cuatro hermanos, dijeron que harán lo que sea necesario para que “aunque sea un solo policía pague lo que  hicieron varios”. En el hospital un familiar vio que el cadáver tenía tres tiros. A este joven la PNB le puso el nombre de su hermano de 19 años de edad, Elías Alberto Galíndez  Mogollón, según boletín de prensa.