• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Parientes hallaron cadáver de taxista en la morgue

En lo que va de febrero han ingresado 263 cadáveres a la morgue | Foto Alex Delgado / Archivo

Foto Alex Delgado | Archivo El Nacional

El 15 de febrero fue la última vez que lo vieron salir de esa residencia en la que se alojaba y llevaba unas cajas en las manos

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de Daniel Gabriel León Frías, de 58 años de edad, taxista, que estaba desaparecido desde el domingo 15, localizaron su cadáver en la morgue de Bello Monte.

Al hombre lo ultimaron de múltiples tiros y una comisión de funcionarios del Eje Oeste de la División contra Homicidios levantó el cuerpo en un sector de Propatria para trasladarlo a la medicatura forense.

León Frías residía con su pareja, de nacionalidad dominicana, en una habitación en la avenida Sucre de Catia, cerca de la Clínica Popular. La mujer viajó a su país el lunes 2 y tenía pautado regresar a Caracas a principios de abril.

El 7de febrero fue la última vez que los familiares del taxista supieron de él cuando le llevó unos pañales a su madre. Una de las hermanas comenzó a llamarlo y no respondió. Al ir a la vecindad en la que residía encontraron que la puerta de la habitación estaba cerrada con candado y que el carro del desaparecido estaba estacionado cerca de la vivienda.

El 15 de febrero fue la última vez que lo vieron salir de esa residencia en la que se alojaba y llevaba unas cajas en las manos.

Daniel León integra la lista de los ocho taxistas y transportistas asesinados este año en la Gran Caracas.

Entre el sábado y ayer fueron trasladados a la medicatura forense 10 cadáveres de personas que murieron en diferentes hechos violentos.

Kleiber Javier Jaramillo Prieto, de 19 años de edad, fue asesinado de un tiro en la espalda el viernes en la noche, cuando se disponía a ir a una fiesta. El hecho ocurrió en la carretera negra de La Vega. Testigos relataron que a ese lugar llegaron unos motorizados y el parrillero de uno de esos vehículos, que estaba encapuchado, le disparó al joven. En la morgue le asignaron el número 298.

Jaramillo Prieto era bachiller y el menor de dos hermanos. Laboraba con su padre.