• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Parientes de fallecidos negaron tiroteo con Cicpc

Se conoció que las testigos del homicidio de María Clemencia Vezga reconocieron a los tres individuos como los autores del hecho

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Los familiares de los tres hombres ultimados en el barrio Santa Cruz del Este, Baruta, sindicados de matar a María Clemencia Vezga, de 44 años de edad, en Terrazas del Club Hípico, negaron que éstos se hubiesen enfrentado a comisiones de la policía judicial el martes.

No obstante, extraoficialmente se dijo que los parientes de Vezga, administradora, que la acompañaban cuando le dispararon, habrían reconocido en la morgue los cuerpos de un adolescente de 14 años de edad; Meisel Miguel Cervantes Arrieta, de 20 años de edad; y Yeifry Vargas, como los presuntos implicados en el homicidio.

Albertina Figueroa, abuela de Vargas, dijo que su nieto buscaba un faro para su moto y que estaba con el adolescente cuando llegaron comisiones del Cicpc a la calle Los Mangos y dispararon. Señaló que la familia recogerá firmas en el barrio Santa Cruz de Este para que constaten que el joven no estaba implicado en ningún homicidio.

Edgar Cervantes indicó que su hijo Meisel Miguel laboraba con él en la instalación de dry wall con su otro hijo Deimar José. Dijo que para entrar a la casa los policías derribaron la reja y la puerta, sacaron esposado a Meisel Miguel y cuando bajaban el quinto escalón se produjeron los disparos.

En cuanto a la camioneta Explorer que el Cicpc se llevó, Cervantes señaló que es de su propiedad porque la compró en noviembre del año pasado. Dijo que tiene los documentos de propiedad y que en diciembre de 2012 viajó a Colombia con el vehículo. Pasó por varias alcabalas y que en ningún momento objetaron la documentación. Indicó que ese vehículo lo utiliza para transportar el material de dry wall.

Dijo que cuando mataron a María Clemencia Vezga, él (Cervantes) estaba en Colombia, y el día que llegó a Caracas fue cuando ultimaron a su hijo y a los otros dos vecinos. “Le dieron un disparo en el pecho. Llegó vivo al hospital de El Llanito, donde no lo ingresaron y fue siguieron ruleteándolo hasta que se murió”.