• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

Padre de adolescente muerta en El Hatillo pide justicia

El padre de la víctima narró detalles de la desaparición y hallazgo del cadáver / Leonardo Noguera

El padre de la víctima narró detalles de la desaparición y hallazgo del cadáver / Leonardo Noguera

La jovencita desapareció el 14 de este mes, cuando un primo la llevó al encuentro de amigos en Sabaneta

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Miguel Velásquez está desconcertado con la muerte de su hija. Cree que el destino le jugó una mala pasada. El cadáver de Nairebet Yetzibel Velásquez Bernal, de 15 años de edad, fue hallado a la 1:30 pm del jueves, en un barranco del sector Sabaneta del municipio El Hatillo. Estaba desaparecida desde el 14 de este mes.

La adolescente estudiaba segundo año en el liceo Abilio Reyes Ochoa, y residía con su mamá y dos hermanas en el caserío Chupulún, sector El Gavilán, zona rural del municipio El Hatillo. Durante un tiempo Nairebet Yetzibel se destacó en los estudios, fue brillante y merecedora del Premio a la Excelencia que otorga ese municipio.

Sin poder contener el llanto y con la esperanza de que los medios de comunicación contribuyan a la captura de los responsables de la muerte de su hija, Velásquez narró detalles de la desaparición y hallazgo del cadáver.

Relató que la muchacha salió con su primo, en una moto, pasadas las 6:00 pm del 14 de este mes. Él la llevó hasta un puesto de comida rápida en el que también venden chucherías, donde la adolescente se encontró con unos amigos. Luego, el primo se retiró y ella quedó en el lugar. El pariente de la víctima dijo que no conoce a los jóvenes con quienes ella compartió.

Cuando la muchacha no regresó a la casa comenzó la preocupación. Velásquez, que está separado de su esposa, se sumó a la búsqueda y suministró una fotografía de su hija a los funcionarios de la policía del Hatillo.

Las diligencias para localizarla dieron su fruto el jueves al mediodía. Un tío de la menor de edad llamó a Velásquez para decirle que el cadáver había sido localizado. Aparentemente, vecinos del sector Sabaneta sintieron un mal olor y lo notificaron a los polihatillo, que acordonaron el sitio mientras llegaba una comisión de la División Contra Homicidios del Cicpc para iniciar las investigaciones.

Debido al avanzado estado de descomposición del cuerpo, no se observaron signos de violencia, sin embargo, se presume que fue golpeada. La causa de muerte se determinará durante la autopsia. El cadáver presentaba mutilación de ambas manos y un pie. Se desconoce si se trató de efectos de la putrefacción o si los miembros fueron cercenados.

El primo de la adolescente que la llevó hasta la venta de comida rápida fue citado por la policía científica para entrevistarlo, y está previsto que los expendedores del kiosco así como familiares de la víctima acudan al Cicpc para declarar.

Velásquez no sabe si por cambios hormonales de la víctima o por la separación de sus padres, dos de sus hijas perdieron un año de estudios. Luego dijo que comenzó la rebeldía de la adolescencia. Sin embargo, Nairebet Yetzibel era una muchacha normal, que asistía a pocas fiestas.

El padre de la víctima pidió a la policía que detenga a los autores de este hecho para que se haga justicia.

En sus reflexiones, Velásquez hizo un llamado tanto a padres como a los jóvenes. “A los muchachos, que escuchen a sus padres y que tengan confianza en ellos. A los padres, que estén atentos a sus hijos, que los aconsejen”, dijo.