• Caracas (Venezuela)

Sucesos

Al instante

PNB ultimó a adolescente en su casa de El Guarataro

Duiska Mijares, tía de Jefferson Mijares, afirmó que el muchacho jamás tuvo problemas con la justicia

Duiska Mijares, tía de Jefferson Mijares, afirmó que el muchacho jamás tuvo problemas con la justicia

La comisión entró, separó al muchacho de su abuela y de una niña de 8 años de edad y las encerraron en un anexo. Cuando la mujer salió se habían llevado a su nieto

  • Tweet:

  • Facebook Like:

  • Addthis Share:

Un adolescente fue ultimado de cuatro disparos en el interior de su casa el martes a las 3:00 pm en el sector La Acequia de El Guarataro, parroquia San Juan.

En la vivienda entró una comisión de la Policía Nacional Bolivariana que separó a Jefferson Kleiderman Mijares, de 16 años de edad, de su abuela materna, de 60 años, y otra nieta de la mujer, de 8 años. A Ambas las encerraron en un anexo y se quedaron con el adolescente a quien le preguntaban con insistencia si era delincuente y le ordenaron que mostrara las manos.

La abuela oyó cuando su nieto la llamó, pero cuando salió de donde estaba encerrada, el joven ya no se encontraba en la vivienda.

Duiska Mijares, tía de la víctima, dijo que el muchacho esperaba a su papá para irse a su casa en la misma zona. El adolescente laboraba con el padre en un taller de herrería.

Agregó que los policías entraron al inmueble porque la puerta estaba semiabierta y refirió que se metieron en otras viviendas donde mataron a otra persona.

El muchacho fue llevado a la emergencia del hospital Periférico de Catia. La policía argumentó que se trató de un enfrentamiento. La víctima era el mayor de seis hermanos y su tía señaló que nunca estuvo preso ni tenía registros policiales.

Explicó que la abuela no quería dejar solo a su nieto, pero los policías la obligaron a encerrarse en el anexo con la niña de 8 años. Antes de irse los PNB ocasionaron destrozos en la casa. Mijares ignora si se llevaron algo.

La abuela del adolescente acudió el mismo martes al Ministerio Público para formular la denuncia de lo ocurrido. Ahí se enteró de que la PNB no había reportado el procedimiento. Es la primera vez que la familia pierde a uno de sus integrantes en un hecho violento. Ayer a las 9:00 am el cadáver de Mijares no había sido trasladado a la morgue.

Diuska Mijares explicó que durante el operativo que implementó el organismo policial en la zona no permitieron a los vecinos pasar a sus domicilios cuando regresaban de sus labores.

Denunció que el jueves de la semana pasada, en la madrugada, una comisión de la PNB irrumpió en su vivienda. Sus hijas dormían y ella se levantó asustada. Tenía ropa íntima y tuvo que cubrirse con una almohada. Los uniformados revisaron todos los espacios de la residencia y el que fungía de jefe dijo al resto: "Vámonos, aquí no hay nada".

Otro hecho. Neiker López, de 20 años de edad y de oficio albañil, residía en Betania IV en los Valles del Tuy y viajó a Caracas para visitar a unos familiares en El Guarataro. Dos horas después del crimen contra Jefferson Mijares, López fue ultimado durante una Operación de Liberación del Pueblo que puso en práctica la Guardia Nacional Bolivariana, según les informaron a los parientes, que desconocen las circunstancias en que ocurrió el suceso. Los familiares se trasladaron a Caracas al conocer la noticia.

La Cifra

452 cadáveres han sido ingresados a la morgue en 26 días de julio. Ocho cuerpos fueron llevados de martes a miércoles